lunes, 20 de febrero de 2017

Esta semana leeré....#8/2017

Buenos días a tod@s.

Una semana más que comienza y aquí estoy yo, tan puntual como un tren de alta velocidad, para anunciaros cuales serán las lecturas que intentaré abordar a lo largo de estos siete días. Como veís, esta semana mezclaré dos de mis géneros favoritos (soy una cobardica, lo admito, porque no me gusta salirme de lo habitual, no sea que me meta un batacazo al apartarme de mi zona de confort).

En definitiva, estás serán mis lecturas, si la cosa no se tuerce con nuevas llegadas:

  • "Un elefante para Carlomagno", de Dirk Husemann. Una novela histórica muy apetecible por la historia tan sorprendente que se narra en ella.
  • "La química", de Stephenie Meyer, la autora de la saga Crepúsculo, quien se adentra en un género novedoso para ella: el thriller.

Y esta semana, además, intentaré dar salida a algunas de las reseñas que tengo pendientes hasta ahora y presentaré el libro de un autor que ha solicitado mi ayuda para difundir su nuevo proyecto.

¿Qué leéis vosotros?



viernes, 17 de febrero de 2017

Carolus - Carolina Molina


FICHA DEL LIBRO
Autora:
Carolina Molina
Título:
Carolus
Editorial:
Ediciones B
Año de edición:
2017
Género:
Novela histórica
ISBN:
9788466660389
Páginas:
422



Sinopsis:
Carlos III llega a Madrid a ocupar el trono de España con ideas ilustradas y modernizadoras. La ciudad del «agua va», sin aceras y falta de luz, se transforma: las calles se asfaltan y se crean normas de higiene y seguridad. El famoso arquitecto Francesco Sabatini levanta edificios emblemáticos, como la Puerta de Alcalá, y finaliza el Palacio Real. El Salón del Prado se llena de fuentes, entre ellas, la de Cibeles.
A esta ciudad de cambios asoman dos parejas, la de los granadinos Lorenzo de Elvira y Gil López y la de las burgalesas Dorita y la marquesa de Valdivielso. El destino los llevará a enredar sus vidas, complicadas por el amor, mientras son testigos de los cambios que experimenta la España ilustrada aún heredera de la picaresca y del engaño.

En este Madrid nada será lo que parece. Marquesas que se enamoran de criados, hijos con dos padres, amantes que huyen por las ventanas… todo es posible en esta novela, tan entretenida como bien ambientada, que recorre el reinado de Carlos III.





Opinión personal:
La novela histórica es uno de mis géneros favoritos, por eso cuando vi que Ediciones B publicada este libro de Carolina Molina, en la cual se nos narra la magna obra de modernización llevada a cabo en la capital del reino por Carlos III, este monarca ilustrado, a mediados del siglo XVIII, no dudé en leerla. Hoy os traigo mis impresiones de Carolus, una novela de ficción histórica repleta de enredos y malentendidos y aderezada con ligeros toques de humor.

Con algo más de 427 páginas, Carolus está estructurada en cuatro bloques o piezas y estas a su vez se subdividen en capítulos, que carecen de numeración pero están encabezados todos ellos por un titulo. A la llegada de Carlos III a Madrid para su coronación, la capital se le presentó como una ciudad sucia, tosca e insalubre. Se imponen una serie de cambios y normativas, así como unas cuantas reformas arquitectónicas y urbanísticas (calles más sanas y cómodas al empedrarlas de manera correcta, reforzamiento de las calzadas y canalización de inmundicias), convirtiéndola en una ciudad más higiénica y dándole un nuevo aire, más europeo. El rey, defensor del arte e impulsor de los hallazgos de Pompeya, mandará llamar a un arquitecto italiano, Francesco Sabatini, poniéndolo a su servicio e impulsando meteóricamente su carrera. Conoceremos a un monarca muy culto y tolerante, aunque rutinario hasta límites irreales y austero, amante de la caza y que vivió a caballo entre La Granja de San Ildefonso, El Escorial y Aranjuez.

Por otro lado tenemos a Marina, la marquesa de Valdivielso, una joven viuda burgalesa zalamera, díscola y caprichosa que siempre hace lo que le da la gana. Marina decide poner fin al tedio y al aburrimiento al que estaban sometidas las mujeres de aquella época, dedicándose a disfrutar de la vida y de los hombres, asaltando sus camas. Bajo sus órdenes está Dorita, su dama de compañía y amiga que no duda en huir con ella a la capital del reino. Otra pareja destacable es la que forman Lorenzo de Elvira, dotado para el dibujo y el labrado de la piedra, y su criado Gil López, ambos de origen granadino, que se trasladan a Madrid para trabajar en el engalanado de la urbe. La autora de sirve de estos personajes para reflejar a la perfección las dos Españas del momento: la de los petimetres y la ilustrada.

Casi toda la novela se va a desarrollar en la ciudad de Madrid, aunque también viajaremos a Granada de la mano de dos de sus personajes. Carolus está calificada como una novela de ficción histórica, pero contiene ciertas dosis de romanticismo. La autora hace gala de un estilo narrativo depurado y fluido, con una prosa rica y adaptada a la época y a sus diferentes personajes, consiguiendo el equilibrio perfecto entre la parte dialogada y la meramente narrativa, y se sirve de un narrador omnisciente para adentrarnos en una ciudad sucia  y deprimente, llena de contrastes, que poco a poco irá renovando su imagen, convirtiéndose en un personaje más de la trama, con sus luces y sus  sombras, mostrada bajo el prisma de la época.

En esta novela aparece un amplio elenco de personajes tanto reales como ficticios, siendo estos últimos los que van a soportar todo el peso de la trama. Casi todos están bien dibujados y caracterizados en función del papel, más o menos importante, que desempeñan en el desarrollo de la novela y representan lo más variado de la política, la cultura, el arte y la farándula de aquella época. Carolina Molina ha realizado una excelente labor de documentación que se refleja en la ambientación del contexto político y social y en los diferentes escenarios donde se desarrollan los acontecimientos, mostrando una ciudad llena de contrastes, creando un perfecto retrato, tanto de los suburbios más marginales de la urbe como de los lugares más selectos de la alta sociedad madrileña. Ha sabido poner de relieve la vida y miserias de una sociedad decadente que ha de soportar continuos cambios a los que se opondrá con rotundidad.

En resumen, Carolus es una novela de ficción histórica ambientada en el Madrid del siglo XVIII, amenizada con algunas situaciones cómicas, que nos muestra el notable cambio al que se someterá la capital bajo una monarquía ilustrada. Una novela de lectura entretenida y didáctica, que procura ampliar conocimientos de nuestra historia, y en la que no faltan situaciones cómicas. Su ritmo es pausado pero lineal, sin altibajos. Cuenta con una excelente ambientación y rigor histórico, que nos muestra las obras realizadas por Carlos III para embellecer Madrid y darle un enfoque más europeo, siendo una novela muy recomendable para los amantes de este género literario.

Y como siempre digo: esta es la opinión de una simple amante de la lectura, no de una crítica literaria.

Su autora:


Carolina Molina (Madrid, 1963). Es licenciada en Periodismo por la facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid y ha colaborado en diversos medios de Granada y Madrid. Ha coordinado varios libros de relatos, entre los que destacan Los que cuentan (2011) y Cuentos engranados(2013), junto a Jesús Cano, y participado en diversas antologías, las más recientes Retales del pasado y Dolor tan fiero, ambas en 2015.Es autora de siete novelas históricas: La luna sobre la Sabika (2003), Mayrit entre dos murallas (2004), Sueños del Albayzin (2006), Guardianes de la Alhambra (2010), Noches en Bib-Rambla (2012), Iliberri (2013) y El falsificador de la alcazaba(2014).Su último trabajo es la coordinación, junto a la escritora Ana Morilla, de la antología Cervantes tiene quien le escriba, para conmemorar el centenario cervantino.Desde 2013 coordina las Jornadas de Novela Histórica de Granada y en la actualidad es directora de las Jornadas Madrileñas de Novela Histórica.





jueves, 16 de febrero de 2017

Marzo: Mes de la Familia


Un mes más Laky, del blog Libros que hay que leer, organiza el mes temático. Como no podía ser de otra manera y teniendo en cuenta que en marzo se celebra el día del padre, ella nos propone que la temática esté dedicada a la familia.

El evento consiste en leer y reseñar alguna novela que se pueda encuadrar en este género de la familia. Puede ser de una sola o de  varias generaciones. Si os animáis, podéis ver las bases AQUÍ, así como algunas propuestas de lectura.

Aun no sé con qué libro voy a participar, pero tengo tiempo de sobra para elegir bien.

Aquí iré poniendo los libros con los que participaré en el evento:

1.


¿Os animáis?


miércoles, 15 de febrero de 2017

Jardín de invierno - Kristin Hannah


FICHA DEL LIBRO
Autora:
Kristin Hannah
Título:
Jardín de invierno
Editorial:
DeBolsillo
Año de edición:
2017
Género:
Novela histórica
ISBN:
9788466338455
Páginas:
462




Sinopsis:
Una madre. Dos hijas. Y un secreto que cambiará sus vidas para siempre. 
URSS, 1941. Leningrado es una ciudad sitiada, aislada de toda posibilidad de ayuda por la guerra y la nieve que entierra los edificios con su blancura. Pero en Leningrado también hay mujeres sumidas en la desesperación, capaces de cualquier cosa para salvar a sus hijos y a sí mismas de un final trágico. 
Estados Unidos, 2000. La pérdida y los años han causado estragos en Anya Whitson. Finalmente ha conseguido contactar con sus hijas, Nina y Meredith. Y con una voz vacilante e insegura, empieza a entretejer la historia de una bella y joven rusa que vivió en Leningrado hace mucho tiempo... 
En una cruzada en busca de la verdad oculta tras la historia, las dos hermanas se enfrentarán a un secreto que hará tambalear los cimientos de su familia y cambiará para siempre la imagen de quiénes creían ser.





Opinión personal:
Cuando leí "El ruiseñor" me enamoré de la prosa, cargada de sentimiento, de su autora. Por eso cuando vi que DeBolsillo publicaba esta novela, que fue escrita en el año 2010, no dudé en hacerme con ella para conocer los inicios literarios de Kristin Hannah y comprobar su evolución. Hoy os traigo mis impresiones sobre "Jardín de invierno", una novela que explora la complicada relación entre una madre y sus dos hijas y centra su trama en la búsqueda de las causas que la incapacitaron para amar.

Jardín de invierno está dividida en dos líneas argumentales situadas en diferentes épocas. Una de ellas se va a desarrollar durante la Segunda Guerra Mundial y está narrada a modo de cuento de hadas, diferenciándose por estar escrita en cursiva. La otra se ambienta a principios del siglo XXI. Sus algo más de 450 páginas se encuentran divididas en 26 capítulos y un prólogo que nos sitúa en 1972 para luego pasar a la actualidad. Ambas tramas se van a unificar al final de la novela con un final casi redondo. Digo "casi" porque me ha parecido algo forzado.

En la línea argumental de la actualidad conoceremos a Meredith y Nina Whitson, quienes desde niñas estaban habituadas a los espacios vacíos que se forman entre las personas y a la quietud asentada entre las cuatro paredes de su casa. Durante años trataron de amar a Anya, su madre, con el mismo amor incondicional que sentían por su padre, quien se convirtió en su faro, fingiendo que no pasaba nada y desviando su atención. Ese deseo de quererla y sentirse queridas fue siempre su piedra angular, pero nada de lo que hicieran contó nunca con el beneplácito de su madre y eso les dejó cicatrices emocionales. Nunca vivieron instantes de auténtica conexión. El círculo que su padre creó para ellas se convierte, a su muerte, en un triángulo compuesto por tres puntos muy distantes. Sin su padre, las tres mujeres serán como piezas sueltas de un juego de mesa, sin un objetivo ni un manual de instrucciones.

Meredith dirige la explotación familiar de árboles frutales y cuida de su familia. Su vida gira en torno a los demás y tiene la sensación de que últimamente se le está desconchando el alma. Nina siempre mantuvo las distancias haciéndose fotógrafa y viajando por todo el mundo. La brecha entre las hermanas se agrandó y ambas abandonaron cualquier esperanza de establecer un vinculo más estrecho con su madre, aceptando la soledad que siempre la envolvió. Pero han prometido a su padre cuidar de ella e incitarla a que les desvele la totalidad del cuento tradicional que solía contarle de pequeñas y que siempre formó parte de los mejores recuerdos de su infancia, e impedir así que la madre se rompa en pedacitos tras su muerte. Un cuento sobre un Caballero Negro, gente que se vuelve humo, un apuesto príncipe y una campesina rusa. Una fábula impactante que convertía a su narradora, mientras lo contaba, en alguien diferente, no la Anya Whitson fría y distante que formó parte de la niñez y juventud de sus hijas.

Tres son las protagonistas principales de esta novela y estarán rodeadas de un reducido elenco de figuras secundarias que van a tener escasa relevancia, respondiendo los masculinos a un mismo patrón carente de matices. Su prosa es sencilla y cuidada y la narración es en tercera persona a excepción del epílogo, que transcurre unos años después y cambia de narrador. Su ritmo avanzará con fluidez conforme el cuento se va desarrollando, resultando agradable leerlo.

Cuando en un libro se utiliza esta estructura de dos hilos argumentales ambientados en distintas épocas, es lógico que uno de ellos adquiera mayor relevancia, desequilibrando nuestro interés por ambas líneas temporales. La trama de Jardín de invierno se me hizo algo lenta en sus primeros capítulos, pareciendo que se estancaba en un bucle sin fin, pero la historia me cautivó por completo cuando nos adentramos en ese cuento, maravillosamente narrado, en el que se desvela, de manera dosificada y mezclándose con la realidad, una historia de secretos, en el que hay cabida para la guerra, la supervivencia, el amor, la pérdida y el dolor, mucho dolor.

Kristin Hannah ha conseguido recrear una excelente ambientación, en la subtrama del pasado, capaz de trasladar al lector al entorno de las calles de la ciudad de Leningrado, de mostrar el dolor y la angustia de sus habitantes, de hacerle sentir el frío invernal en su propia piel, pero por encima de todo consigue emocionar. Confieso que cuando terminé de leerlo estaba llorando como una magdalena.


En resumen, Jardín de invierno es una historia con pinceladas de novela histórica y romántica, que nos hace reflexionar sobre el extraño modo en que una mujer intenta superar su pasado y de cómo el dolor llevado en secreto, acaba minando sus ansias de vivir. Una novela tremendamente emotiva que me ha gustado y recomiendo a quien disfrute con las historias de secretos familiares.

Y como siempre digo: esta es la opinión de una simple amante de la lectura, no de una crítica literaria.

Su autora:

Kristin Hannah (California, 1960) es una escritora estadounidense conocida por sus libros dedicados a la literatura romántica. Se graduó en la escuela de derecho en Washington y ejerció como abogado en Seattle antes de convertirse en escritora a tiempo completo. Vive en Bainbridge Island, Washington. Ha ganado numerosos premios, como el Golden Heart, el Maggie y el National Reader's Choice.







martes, 14 de febrero de 2017

Promocionando Autores: Ana Cepeda Etkina

Hoy es martes y, por tanto, toca entrada para presentaros el libro de una autora que ya es asidua de esta casa, porque ya os presenté su anterior novela y que podéis ver Aquí. Os hablo de Ana Cepeda Etkina y a su nueva publicación titulada "Lo que no se ve", publicado por la Editorial Queimada.

Ana Cepeda Étkina, (Madrid -1969), hija del malagueño y “niño de la guerra”, Pedro Cepeda y la violinista moscovita, Svietlana Étkina, estudia Publicidad en el Centro Español de Nuevas Profesiones y en la actualidad gestiona y organiza la biblioteca de un prestigioso colegio internacional.
Apasionada a la escritura, pudo realizar el sueño que su padre no pudo ver en vida, que fue publicar sus memorias sobre los 30 años que pasó en la URSS, nueve de ellos en el GULAG estalinista. Su primer libro titulado “Harina de otro costal”, basado en el manuscrito que dejó antes de morir, se publicó en la editorial Queimada Ediciones (Nov 2014) y coincidió con varios documentales que se hicieron relacionados con el tema, "Los olvidados de Karagandá" (TVE1) con 7 premios, "Regreso a Karagandá" (Informe Semanal) entre otros.
Posteriormente, ha publicado “Diario de una secuestrada” y este último año, 2016 “Lo que no se ve”, en la que se plasma a través de una novela de misterio una realidad oculta de nuestra sociedad del Siglo XXI que el lector ha de ir descubriendo a través de los personajes.

Autor: Ana Cepeda Etkina
Título: Lo que no se ve
Editorial: Queimada
Año de Edición: 2016
ASIN: B01N658E10
Género: Thriller
Páginas: 347

Sinopsis:
La llegada de un nuevo empleado supone un cambio inesperado en la oficina. Mateo Vidal es un hombre extrovertido y seductor, alguien irresistible con el que Clara Beltrán trata de mantener las distancias por ser un hombre casado. Sin embargo, es su compañero de departamento y no puede evitar sentirse atraída por él. Pero Mateo se ve envuelto en una serie de acontecimientos que harán poner en marcha una investigación policial en la que se van descubriendo los más profundos secretos de su vida cotidiana.
El inspector Castro y la oficial Martínez van averiguando poco a poco lo ocurrido, reconstruyendo los hechos desde los diferentes prismas, mientras Clara va hundiéndose cada vez más, sumida en una gran depresión. Es entonces cuando otros personajes, como la esposa y la jefa de Mateo, cobran protagonismo de forma tan palpable que ninguna de ellas queda exenta de sospecha.

Os dejo el booktrailer para que vayáis abriendo boca: 



Compra el libro en Amazon

Y aquí os dejo mas información sobre la autora y sus redes sociales:
”twitter””facebook””email”  ”Blog”

¿Qué os parece?

lunes, 13 de febrero de 2017

Esta semana leeré....#7/2017

Buenos días a tod@s.

Comenzamos una nueva semana y aquí me tenéis, lista para comunicaros cuales van a ser mis lecturas a lo largo de estos días entre los que hay una celebración especial para todos aquellos que están enamorados. Me refiero a San Valentín ❤❤
Como yo voy en contra de todas estas modas y eventos consumistas, le dedico la semana al thriller y no a la novela romántica, no sea que me suba la glucosa y la liemos. Por lo tanto, me mancharé de nuevo las manos de sangre y me rodearé de asesinos sin piedad (suena divertido ¿verdad?).

Estas serán las lecturas que abordaré esta semana, si el panorama no se complica con llegadas inesperadas: 
  • "Mariposa en la sombra", de Gilly Macmillan, la autora de "Encuéntrame", 
  • "Sucios y malvados", de Juanjo Braulio

Y esta semana, además, intentaré dar salida a algunas de las reseñas que tengo pendientes hasta ahora, y presentaré el libro de una autora que ha solicitado mi ayuda para difundir su nuevo proyecto.

¿Qué leéis vosotros?




viernes, 10 de febrero de 2017

La Guerra de las Dos Rosas. Trinidad - Conn Iggulden


FICHA DEL LIBRO
Autor:
Conn Iggulden
Título:
Trinidad
Editorial:
Duomo
Año de edición:
2014 (2016)
Género:
Novela histórica
ISBN:
9788416634491
Páginas:
528



Sinopsis:
UN REINO. DOS FAMILIAS. TREINTA AÑOS DE GUERRA.
1454. Mientras los traidores avanzan, la reina debe resistir. ¿Quién ganará la batalla por el trono? ¿Qué sacrificarán las casas de los York y de los Lancaster en nombre de Inglaterra? Cada uno debe decidir dónde yace su lealtad y dónde su renuncia. 
UN TRONO POR EL QUE SE VIVE O SE MUERE.







Opinión personal:
El año pasado leí Tormenta, la primera novela que Ediciones Duomo publicaba sobre estos acontecimientos de la historia inglesa, que duraron 30 años y de los cuales apenas tenía unas nociones. Me gustó tanto que no he dudado en hacerme con esta segunda entrega y hoy os traigo mis impresiones sobre Trinidad, una novela de ficción histórica con tintes bélicos.

Trinidad es la segunda entrega de la serie La Guerra de las dos Rosas y nos lleva a los orígenes del conflicto dinástico que provocó la extinción de los Plantagenet, debilitando las filas de la nobleza aparte de generar cierto malestar social. Su trama gira en torno  a la creciente enemistad política y dinástica entre Margarita de Anjou, la esposa del rey Enrique VI y Ricardo, el duque de York. Esta contienda fue una guerra civil que afectó principalmente a los miembros de la nobleza, que era el estamento que poseía ejércitos muy numerosos bajo su mando. 

Inglaterra 1454. Ha transcurrido algo más de un año desde que el rey Enrique cayese en un sopor tan profundo del que era imposible despertarlo, tiempo en el que Londres ha carecido de un rey en el trono. Su estado catatónico lo mantiene recluido en Windsor, incapaz de gobernar un país desorganizado. En realidad no ha estado sumido en un estado comatoso, si no que más bien ha pasado por una fase apática y disociativa. Ha sido el duque de York quien ha asumido el mando, gobernado en su nombre, convertido en regente protector y defensor del reino. Ha estado administrando el vasto y complejo asunto de Estado con mucha mejor destreza de lo que el rey Enrique había hecho nunca, sin padecer ningún desastre ni invasión francesa, más allá de algunos saqueos a embarcaciones y a pequeñas poblaciones de la costa. Los ha sabido mantener a raya, gobernando con diplomacia y pericia, y eso no se lo puede reprochar nadie. ¿Despertará algún día el rey o morirá postrado en su lecho?

Mientras tanto, Derry Brewer, el jefe de espionaje al servicio de la reina Margarita, acaba de volver tras dos meses de ausencia. Ha estado recabando información entre su vasta red de informadores que se encuentran infiltrados en todas las casas nobiliarias del país. El duque de York se ha convertido, por sí mismo, en el lord más acaudalado de Inglaterra, un hombre vengativo con riqueza y soldados a su disposición, y está reforzando su posición en todo el reino, apoderándose de señoríos a lo largo del país, porque tiene los ojos puestos en la corona. Se convierte en una amenaza para la reina Margarita, que hará todo lo que esté en sus manos para acabar con él.

Ricardo es depuesto de la regencia tras un suceso extraordinario acaecido el día de Navidad de 1454. Es entonces cuando comienza una guerra civil que no dará tregua al país y en la que sus sangrientas batallas mermarán considerablemente el número de hombres que pelearon en ellas.

Trinidad es una novela coral, con un gran elenco de personajes, tanto ficticios como reales, pertenecientes, sobre todo al estamento social de la nobleza. Todos ellos están bien perfilados y su autor ha sabido hacerlos reales y creíbles. Los más destacables, para mí, han sido:  Derry Brewer, un personaje ficticio encargado de una vasta red de espías y cuyo único deseo es servir a su reina cueste lo que cueste; la reina Margarita de Anjou, a la que veremos convertida en  una mujer valiente, orgullosa, ambiciosa, dedicada a su esposo e hijo, y que no renunciará a su derecho a gobernar. Una mujer notable que supo enfrentarse a la nobleza, de fuerte carácter y que fue capaz de buscar ayuda fuera del país, sometiéndose a las exigencias de la reina escocesa. Este último comportamiento tan servil en ella no he terminado de creérmelo, visto lo conspiradora y despiadada que había sido con anterioridad; y finalmente tenemos a Ricardo, el duque de York, un hombre dispuesto a salvar a su país de la ruina y de su débil y enfermizo rey. Un personaje que lleva la lealtad por bandera y no aceptará sometimiento alguno.

Toda la historia, con un total de 33 capítulos, está dividida en un prólogo, dos grandes bloques, y un epílogo. Se acompaña también de un mapa, los esquemas sucesorios de varias casas nobles, y una lista de los personajes. La novela está narrada en tercera persona por un narrador omnisciente que va mostrando al lector los diferentes puntos de vista de todos y cada uno de sus personajes. Escrito con un lenguaje claro y conciso, de lectura fácil, donde los diálogos y la narración se conjugan casi a partes iguales. Su autor ha logrado elaborar una novela con una trama lineal cronológicamente y mucho trasfondo histórico, donde convergen las aventuras, las batallas sangrientas, las traiciones y la venganza. Ingredientes indispensables para que una novela histórica atrape al lector desde su primera página. Otro punto a su favor ha sido el gran trabajo de documentación realizado por Conn Iggulden,  que veremos plasmado en la excelente ambientación de los diferentes escenarios donde se desarrollan los acontecimientos. Consigue recrear el entorno con tal realismo que parece que te encuentres entre el bullicio de sus batallas, recibiendo constantes salpicaduras de sangre de los que caen abatidos o siendo partícipe de las intrigas palaciegas.


En resumen, Trinidad es la segunda entrega de la serie "La Guerra de las dos rosas", una novela de ficción histórica de fuerte calado bélico y mucha acción, ambientada en pleno siglo XV. En ella hay cabida para las disputas familiares, las traiciones, los tratados secretos, la corrupción política, las batallas y las intrigas palaciegas. Un libro en el que es fácil perderse, más aún si los conocimientos de este episodio histórico son básicos (como es mi caso), dado su gran elenco de personajes secundarios y que constantemente el autor va alternando sus nombres propios con los títulos nobiliarios. Afortunadamente podía echar mano de los árboles genealógicos que acompañan a esta novela. Una historia que me ha recordado las violentas luchas dinásticas de "Juego de tronos" entre los Stark y los Lannister.

Y como siempre digo: esta es la opinión de una simple amante de la lectura, no de una crítica literaria.

Su autor:
Conn Iggulden, londinense, nacido en 1971, estudió inglés en la London University y trabajó como profesor durante siete años antes de dedicarse a tiempo completo a escribir. Irrumpió con fuerza en la escena literaria con Emperador, una serie de gran éxito sobre Julio César. Dentro del género de no ficción, su obra El libro peligroso para los chicos, escrita en colaboración con su hermano, fue el best seller del año en Reino Unido. 
Los huesos de las colinas, es la esperada continuación de la serie Conquistador, sobre Gengis Khan y sus descendientes, una apasionante saga épica iniciada con El lobo de las estepas y El señor de las flechas. 






Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...