sábado, 14 de septiembre de 2013

Mónica García Alvarez - Guardianas nazis: el lado femenino del mal

Autor: Mónica García Alvarez
Título: Guardianas nazis: el lado femenino del mal
Editorial: 
EDAF
Año de edición:
2012
Género: Historia
ISBN: 9788441432406


Breve sinopsis:
El nazismo postuló que todos aquellos que no fueran arios no eran humanos y por tanto serían tratados como animales. Si era ético experimentar con perros, gatos y ratones, ¿qué problema habría en hacerlo con judíos, polacos, gitanos u homosexuales? La respuesta la encontramos en los campos de concentración nazis donde cientos de fieles guardianas, con la sangre "limpia" y libres de intoxicaciones, se convirtieron en las torturadoras y asesinas más despiadadas de la Segunda Guerra Mundial. No son tan famosas como los Hitler, Himmler, Goebbels o Mengele pero la Historia más siniestra de la Humanidad tiene su hueco para estas auténticas arpías, las caras inhumanas que tantas víctimas dejaron tras de sí. Como el caso de Hermine Braunsteiner, "La Yegua de Majdanek", que disfrutaba propinando severas coces en el estómago de sus confinadas. O Irma Grese, el "Ángel de Auschwitz", cuyo pasatiempo favorito era echar a sus perros para que devoraran a las prisioneras. A lo largo de este libro, la autora recoge la biografía de un total de 19 mujeres que participaron activamente en la maquinaria bélica del Nacionalsocialismo y que sucumbieron ante el poder, la sangre y la muerte. ¿Tuvieron otra salida? Sí. No obstante, optaron por tomar las riendas, acatar órdenes y aliñar sus actuaciones con fuertes dosis de vejación, maltrato y sadismo.   

Opinión personal:
Libro que recopila la biografía, a veces muy escueta, de las peores guardianas que trabajaron en los campos de concentración nazis. Estos campos, donde trabajaron la mayoría de ellas, fueron: Ravensbruck, Mauthausen, Auschwitz y Buchenwald. 
Sorprende el alto grado de analfabetismo que imperaba entre las guardianas. Estas necesitaban que sus superiores las vieran como un ejemplo a seguir y para ello tenían que comportarse tal y como los altos mandos esperaban. Si golpear o vejar a los prisioneros era necesario para obtener su respeto, lo harían sin dudarlo. El lema de Hitler fue "la ley de vida prescribe la muerte selectiva, de manera que queden vivos los mejores". la gente no apta para el trabajo acabaron siendo designados como "transporte" (cámara de gas).
Sorprende que la mayoría de los testigos que prestaron declaración en contra de las acusadas eran gente muy joven, los únicos que fueron capaces de aguantar tanta barbarie. 

Libro de fácil lectura a pesar de la cantidad de términos en alemán que utiliza la autora. Te impacta lo leído y piensas en cómo pudo existir gente tan retorcida,tan mala, capaz de realizar las crueldades mas horrendas con otros seres humanos. Hoy en dia, despues del tiempo trascurrido de los hechos, parece que nos impacta en menor medida el holocausto genocida hacia el pueblo judío y es un error que se eche en el olvido, pues la historia se repite una y otra vez.
 
A continuación hago un resumen de las criminales mas famosas que se documentan en el libro.



GUARDIANAS NAZIS


ILSE KOSH



Apodo: la zorra de Buchenwald

Era una civil que se casó con el comandante del campo de concentración de Buchenwald, Karl Koch. Nacida en el seno de una familia de clase media, poseía tal belleza que cautivó a mas de un oficial de la SS (de pelo largo y de color rojo).
Mientras a su alrededor, morían de hambre, la señora acostumbraba a darse baños de vino importado de Madeira. Su preocupación por el atractivo físico dio como resultado tener armarios llenos de prendas costosas, calzados y pieles, y a costearse los mejores perfumes de la época.
Se aficionó a la fabricación de lámpara de piel humana tatuada y en su casa pudieron encontrarse también varias cabezas humanas  reducidas. Le gustaba azuzar a los perros a las mujeres embarazadas y mofarse de ello.  También se dedicaba a dar paseos por el campamento, látigo en mano, azotando a aquellos prisioneros cuyo aspecto le era desagradable. Para la realización de depravaciones y fiestas, su marido mandó construir una especie de “picadero” donde su mujer pudo desplegar sus malas artes, tanto amatorias como criminales.
Junto a su marido fueron arrestados  por malversación de fondos, pero los pusieron en libertad y a él lo trasladaron al campo de Majdanek
Fue condenada a cadena perpetua, pero acabó ella misma con su vida, ahorcándose con las sábanas de su cama.

Foto de lo que se encontró en el registro de su casa, incluidas las lámparas humanas mencionadas anteriormente

IRMA GRESE



Apodo: El Angel de Auschwitz

Nació en el seno de una familia desestructurada, cuya madre se suicidó. Trabajó como jornalera, dependienta y limpiadora de hospital.
Se preparó como personal femenino de las SS para la supervisión de campos. Colaboró con el Doctor Menguele en la selección de candidatas para las pruebas con el mismo. Es en este momento cuando comienza a maltratar a las detenidas, disfrutando cada vez que golpeaba y abusaba de alguna interna. Era una auténtica depravada sexual, sanguinaria y fría, sin escrúpulos. Irma era conocida por dejar que perros hambrientos y furiosos se lanzaran encima de las presas para devorarlas, asesinar internas a tiros a sangre fría, torturar a niños, abusos sexuales y palizas sádicas con látigo trenzado hasta provocar la muerte de las víctimas.
Cuando es detenida, se registra su vivienda y allí se encuentran las pantallas de varias lámparas hechas de piel humana, que ella misma se había encargada de despellejar, de tres presos judíos.
Fue condenada a la horca cuando contaba solo  21 años.

Es la protagonista, junto a una de sus esclavas sexuales de origen español, de la última novela del escritor Alberto Vázquez-Figueroa, titulada Bella Bestia

MARIA MANDEL



Apodo: la bestia de Auschwitz

Se la podría calificar como atroz, depravada y repugnante (según sus víctimas). En contraposición, le encantaba la música clásica, y llegó a formar la Orquesta de Auschwitz, compuesta de prisioneras, que amenizaba todo tipo de actos (recuentos diarios, ejecuciones, selecciones y transportes). Escogía algunos prisioneros como mascotas hasta cansarse de ellos para posteriormente enviarlos a la cámara de gas (a veces incluso a niños, que llegaban a encariñarse con ella).

Fue ejecutada a principios del año 1948.


HERTA BOTHE

Apodo: la sádica de Stutthof

Antes de formar parte de la SS, destacó en el ámbito deportivo. Estuvo destinada en los campos de Ravensbrück y Stutthof.  Solía golpear a sus víctimas con un palo.
Fue la menos atractiva del grupo, la mas basta, la menos sofisticada. Mientras todas sus compañeras llevaban botas altas reforzadas, ella calzaba unas simples sandalias.
Fue condenada a 10 años de prisión y liberada en 1961.

DOROTHEA BINZ



Apodo: La Binz

Trabajó en el campo de concentración de  Ravensbrück. Le gustaba golpear y azotar sin piedad a los prisioneros.

Condenada a morir en la horca.

HERMINE BRAUNSTEINER
 
 
Apodo: la yegua de Majdanek
Usaba botas con tacones reforzados de acero. Con ellas pateaba y golpeaba a las internas hasta la muerte. Tambien solía usar un látigo para azotar a sus victimas. 
Era una mujer atroz, excesivamente sádica y de sangre fría.
Después de ser condenada, sale a los 3 años y tiene varios trabajos vulgares. Se casa con un americano y se traslada a América, donde ocultó a las instituciones el haber sido sentenciada por un crimen de guerra.
Es extraditada en el año 1973 y la juzgan de nuevo dos años después por la muerte de 200.000 judíos. El juicio se alarga durante siete años, pero finalmente es condenada a dos cadenas perpetuas por el asesinato de 80 personas, inducir al asesinato de 102 niños y colaborar en la muerte de 1.000 mas mediante la participación en la selección de mujeres y niños judíos a las cámaras de gas.
Mientras estuvo cumpliendo condena, sufrió diabetes severa que le ocasionó la amputación de una pierna, por lo que fue excarcelada en el año 1996.
Se desconoce si aun vive o no.

JUANA BORMANN

Apodo: La mujer de los perros
Con problemas de autoestima, trabajó en un manicomio. Estuvo destinada en Lichtehburg, en Ravensbruck y en Auschwitz.
Sentía un especial interés por el masoquismo y las aberraciones físicas.
Condenada a la horca en 1945
                             --------------------------------------------------------------



1 comentario:

  1. Excelente resumen... me gustaría leer el libro.. estos temas son sorprendentes y es bueno conocer este tipos de historias aunque resulten impactantes.

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...