miércoles, 19 de marzo de 2014

Mis estantería en papel #2

Hoy toca otra balda de una de mis petadas estanterías. Como podréis observar, aquí hay libros de otra de mis pasiones: el Arte. Entre medias se me ha colado un número de la Enciclopedia de los animales, jeje.



  • ·       La caída de los gigantes - Ken Follett (2010): La historia empieza en 1911, el día de la coronación del rey Jorge V en la abadía de Westminster. El destino de los Williams, una familia minera de Gales, está unido por el amor y la enemistad al de los Fitzherbert, aristócratas y propietarios de minas de carbón. Lady Maud Fitzherbert se enamorará de Walter von Ulrich, un joven espía en la embajada alemana de Londres. Sus vidas se entrelazarán con la de un asesor progresista del presidente de Estados Unidos, Woodrow Wilson, y la de dos hermanos rusos a los que la guerra y la revolución les ha arrebatado su sueño de buscar fortuna en América. Tras el éxito de Los pilares de la Tierra y Un mundo sin fin , Ken Follett presenta esta gran novela épica que narra la historia de cinco familias durante los años turbulentos de la Primera Guerra Mundial, la Revolución Rusa y la lucha de hombres y mujeres por sus derechos.

    ·   El asedio - Arturo Pérez-Reverte (2010): Cádiz, 1811. España lucha por su independencia mientras América lo hace por la suya. En las calles de la ciudad más liberal de Europa se libran batallas de otra índole. Mujeres jóvenes aparecen desolladas a latigazos. En cada lugar, antes del hallazgo del cadáver, ha caído una bomba francesa. Eso traza sobre la ciudad un mapa superpuesto y siniestro: un complejo tablero de ajedrez donde la mano de un jugador oculto —un asesino despiadado, el azar, las curvas de artillería, la dirección de los vientos, el cálculo de probabilidades— mueve piezas que deciden el destino de los protagonistas: un policía corrupto y brutal, la heredera de una importante casa comercial gaditana, un capitán corsario de pocos escrúpulos, un taxidermista misántropo y espía, un enternecedor guerrillero de las salinas y un excéntrico artillero francés a quien las guerras importan menos que resolver el problema técnico del corto alcance de sus obuses.

    · En el país de la nube blanca - Sarah Lark (2011): Londres, 1852: dos chicas emprenden la travesía en barco hacia Nueva Zelanda. Para ellas significa el comienzo de una nueva vida como futuras esposas de unos hombres a quienes no conocen. Gwyneira, de origen noble, está prometida al hijo de un magnate de la lana, mientras que Helen, institutriz de profesión, ha respondido a la solicitud de matrimonio de un granjero. Ambas deberán seguir su destino en una tierra a la que se compara con el paraíso. Pero ¿hallarán el amor y la felicidad en el extremo opuesto del mundo?

    ·    La catedral del mar - Ildefonso Falcones (2005): Siglo XIV. La ciudad de Barcelona se encuentra en su momento de mayor prosperidad; ha crecido hacia la Ribera, el humilde barrio de los pescadores, cuyos habitantes deciden construir, con el dinero de unos y el esfuerzo de otros, el mayor templo mariano jamás conocido: Santa María de la Mar. Una construcción que es paralela a la azarosa historia de Arnau, un siervo de la tierra que huye de los abusos de su señor feudal y se refugia en Barcelona, donde se convierte en ciudadano y, con ello, en hombre libre. El joven Arnau trabaja como palafrenero, estibador, soldado y cambista. Una vida extenuante, siempre al amparo de la catedral de la Mar, que le iba a llevar de la miseria del fugitivo a la nobleza y la riqueza. Pero con esta posición privilegiada también le llega la envidia de sus pares, que urden una sórdida conjura que pone su vida en manos de la Inquisición... La catedral del mar es una trama en la que se entrecruzan lealtad y venganza, traición y amor, guerra y peste, en un mundo marcado por la intolerancia religiosa, la ambición material y la segregación social. Todo ello convierte a esta obra no solo en una novela absorbente, sino también en la más fascinante y ambiciosa recreación de las luces y sombras de la época feudal.
 Os agradezco vuestra visita al blog así como vuestros comentarios.




10 comentarios:

  1. En esta ocasión en mi estantería están La caída de los gigantes y La catedral del mar, y ambos me gustaron mucho. Además tengo ganas de leer En el país de la nube blanca.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MDolores, si te pones con el de Sarah Lark, no puedes dejar de lado las otras dos partes de esta trilogía. No te arrepentirás :)

      Besos

      Eliminar
  2. Tengo todos excepto El asedio. Me falta por leer a Ken..pero tal pedazo libro me asusta...
    El.de Sara Lark le tengo ya puesto el mes de abril. Y la catedral me encantó.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los he leído todos, a excepción de El Asedio, que es de mi costillo. No tengo en buena estima a este autor. Quizás algún día le de una segunda oportunidad............algún día muy lejano.

      Besis

      Eliminar
  3. No tengo ninguno de esos libros y solo me he leido La catedral del mar que me encanto.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor, porque no veas lo que pesan y el espacio que ocupan, jeje

      Saluditos

      Eliminar
  4. tochitos ehhhhhhhhh, yo comparto dos de esos sin leer. La caida de los gigantes, y en El país de la nube blanca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tochitos no son, son biblias, jeje. Cuando te pongas con ellos te saldrán agujetas en los brazos, de sujetarlos :)

      Eliminar
  5. Tengo los tres de la derecha jejej, me encanta este tipo de entradas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya puedes hacer pesas con ellos, jajaja. La verdad es que son de calibre XXL por lo menos


      Besis

      Eliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...