sábado, 9 de mayo de 2015

Carlos Aurensanz - La puerta pintada


Autor: Carlos Aurensanz
Título: La puerta pintada
Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2015
Género: Novela Histórica
ISBN: 9788466656115
Páginas: 464

Sinopsis:
Año 1949. La aparición de un cadáver junto al río está a punto de trastornar la vida de los habitantes de Puente Real, una tranquila ciudad de provincias en la posguerra. Es solo el primero de una serie de extraños crímenes que van a cambiar para siempre la vida de don Manuel, el médico forense encargado de la investigación. 
Año 1936. Ha estallado la Guerra Civil. A su pesar, la vida de Salvador, un impresor simpatizante de las izquierdas, y la de su esposa Teresa, maestra en una escuela de la República, se ven arrastradas inexorablemente hacia la tragedia y la muerte. 

Los protagonistas de estos dos momentos tejen de forma magistral una historia que es en sí misma un thriller, pero también una novela costumbrista que retrata la cerrada sociedad de la posguerra, sin rehuir el drama descarnado de la Guerra Civil y la posterior represión. 




Opinión personal:
Hasta ahora no había leído nada de Carlos Aurensanz, a pesar de que su Trilogía de Banu Qasi pertenece al género literario que más me gusta: la novela histórica. Me duele decir que aun hay muchos autores de este género de los cuales no he leído nada. Gracias al clamor que generó este libro por las redes sociales y a los buenos comentarios que se transmitían en ellas, me decidí a leer su última publicación, a pesar de tocar un palo diferente a lo histórico.

La Puerta Pintada está estructurada en dos tramas que a su vez se dividen en tres partes: la primera transcurre en el año 1949, la segunda parte retrocede al año de 1936 y la tercera y última retorna de nuevo al año en que comenzó la historia, siendo ésta el desenlace final.

Los hechos narrados comienzan en la villa de Puente Real, donde la cotidianidad pacífica de sus habitantes se trastoca al aparecer el cadáver de una mujer con una macabra puesta en escena. Tras esta muerte, se van a suceder otros homicidios continuados e inconexos entre sí. Uno de los personajes principales es el de Manuel Vega, el médico forense del pueblo que se hará cargo de la investigación junto al capitán Solís. Manuel está casado con Margarita, una mujer que hizo de la fe su refugio al perder a su único hijo, el cual apenas contaba siete años de edad. Manuel, a su vez, se refugia en su trabajo, huyendo del ambiente opresivo que existe en su hogar tras el fallecimiento de su pequeño. Otro personaje importante es el de Ángel Expósito, el campanero que vive en la torre de la iglesia y que domina el arte de la pintura. Manuel le encarga a Ángel que realice el dibujo de todas y cada una de las dovelas labradas que componen las arquivoltas de la portada de la iglesia del pueblo para editar un libro con dichas ilustraciones. Luego hablaré con más detenimiento de este edificio, que llega a convertirse, en cierto modo, en uno de los protagonistas de este libro.

La segunda trama de La Puerta Pintada se desarrolla en el año 1936. Seremos testigos de los resultados de las últimas elecciones generales, donde resulta vencedor el partido republicano. Esta etapa de la historia española es muy convulsa porque será el preámbulo de la guerra civil española. Aquí hay un cambio de registro, porque la novela va a tomar tintes históricos, pasando a ser una crónica de los acontecimientos ocurridos. Su ritmo es mucho mas pausado que en la primera parte. Los protagonistas serán, entre otros, Salvador Urrutia y su esposa Teresa, un joven matrimonio con ideales republicanos. Ella es maestra y desarrolla, con su trabajo, una gran labor para paliar el analfabetismo imperante en esa época. También aparecen personajes que ya conocimos en la primera parte de la historia. Carlos Aurensanz nos muestra, de una manera muy concisa y con mucha crudeza cómo, entre los sublevados, los ideales políticos cedieron terreno a los intereses personales, al fanatismo, al odio y a las viejas rencillas habidas entre los habitantes de Puente Real.

Por último, estas dos historias, que parecen inconexas, confluyen en la parte final con un desenlace totalmente  inesperado y que no va a dejar indiferente al lector. Como tampoco lo hará el saber, desde casi la mitad del libro, quien es el asesino. Aunque desconocemos los motivos que lo llevaron a cometer tales atrocidades.

La Puerta Pintada está narrada en tercera persona  con un lenguaje sencillo y  sus personajes están perfectamente definidos. Veremos el elaborado trabajo de documentación llevado a cabo por su autor y que queda plasmado claramente en el rigor histórico de todo lo acaecido. El libro es un compendio de novela negra, novela histórica, con connotaciones costumbristas y ligeras pinceladas artísticas. Esto último fue lo que me hizo decidirme por su lectura. Al final del libro podemos encontrar una serie de fotografía de diferentes escenas escultóricas que ayudan a entender lo ocurrido en la trama.

Como a cualquier historiador del arte, me apasiona la iconografía, sobretodo la cristiana. Me gusta acercarme a un cuadro o a una escultura y tratar de averiguar qué tema quiso representar el autor en esa escena. Así que os voy a hablar ahora del que, a mi parecer, es el protagonista de esta historia: La puerta pintada. En la antigüedad, una de las maneras que tenía la iglesia católica de divulgar las enseñanzas de las Sagradas Escrituras y de aleccionar a los fieles, en una época en que la lectura y la escritura eran poco común entre la población, era con las escenas de los relieves y las pinturas representados en sus templos. Dichas escenas estaban repartidas por todo el edificio, pero destacaban las de la puerta porque era el sitio por donde accedían la mayor parte de los fieles cristianos que acudían diariamente a las liturgias. El conjunto escultórico que tanto se menciona en el libro no es nada más ni nada menos que la Puerta del Juicio Final de la catedral de Tudela. A esta puerta también se la conoce con el nombre de Puerta Pintada, de ahí el título del libro. Dichos nombres se deben a que en sus 122 dovelas están labradas diversas escenas del juicio final y, en su origen, dicha puerta estuvo policromada. Hoy en día, por desgracia, no queda nada de esta policromía que debió ser espectacular.


Carlos Aurensanz ha querido camuflar la ciudad navarra de Tudela bajo el nombre ficticio de Puente Real para desubicar, en cierto modo, los dramáticos episodios que tuvieron lugar en esa zona concreta y que pudieron haber sucedido en cualquier otro lugar de España. 

He leído, en diversas entrevistas al autor, que en estos momentos se encuentra trabajando en un libro cuya trama transcurrirá en la época del Califato de Córdoba, por lo tanto en mi tierra. Así que estoy deseando verla publicada para hacerme con un ejemplar. Mientras llega este momento, intentaré leer su trilogía.

En definitiva, si buscas una historia especial que te tenga enganchada a su lectura desde primera hora, y si además eres amante del arte, este es tu libro. He disfrutado como hacía mucho tiempo que no lo hacía con una novela, porque me ha hecho rememorar momentos académicos de hace mas de una década. Sin duda alguna lo recomiendo encarecidamente.

Su autor:

Carlos Aurensanz es licenciado en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza y desarrolla su actividad profesional en el campo de la salud pública. Aunque su interés por la Historia no es reciente, para él fue un hallazgo la lectura del Muqtabis, una crónica árabe escrita mil años atrás, en la que el historiador Ibn Hayyan relata, entre otros, los apasionantes acontecimientos ocurridos en torno a la ciudad natal del autor, Tudela, en aquella época convulsa. Tres años de investigación y de trabajo sobre este momento de la Historia, dieron como fruto Banu Qasi, su primera novela, que le valió un amplio reconocimiento por parte del público y la crítica, que con acierto lo considera uno de los valores con mayor futuro en el panorama de la narrativa histórica en nuestro país. 



Esta reseña participa en la yincana criminal y el requisito a cumplir es: la trama transcurre en España, en un ambiente rural.

¿Habéis leído algo de este autor? ¿Os gustó?



15 comentarios:

  1. La época y la ambientación me gustan así que no lo descarto :)

    ResponderEliminar
  2. Este lo tengo ya en casa,lo leeré pronto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Sabía que te iba a gustar mucho, sobre todo por la parte de arte de "La puerta pintada" y me alegro de que haya sido así.
    un beso

    ResponderEliminar
  4. Cada vez me apetece más leer esta novela, tiene una pinta estupenda
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Una novela que espero conseguir, me llama mucho,
    besucus

    ResponderEliminar
  6. Le tengo ya apuntado... tiene muy buena pinta.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Todavia no he leido nada de este autor pero lo tengo apuntado. El primer libro suyo esta en mis estanterias esperando.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Pues yo tampoco he leído nada de este autor y como lo que cuentas me parece muy interesante, tomo nota para futuras lecturas. Besinos.

    ResponderEliminar
  9. Esta novela tiene una pinta estupenda y tengo muchas ganas de leerla. A ver si me hago con ella pronto.

    Bs.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por la recomendación. No la conocía, pero pasa directamente a la lista. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Acabo de descubrir a este autor y la novela tiene una pinta estupenda; lo tendré en cuenta cuando pase por la librería. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Ya lo tengo apuntado este libro. Cada vez me apetece más. Buena reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hola. No conocia al autor pero la novela tiene muy buena pinta. Se nota que esta trabajada y que la has disfrutado mucho. Quizas pueda leerla. Besos.

    ResponderEliminar
  14. He leído otra reseña, precisamente para la Yincana, y está claro que la novela merece la pena, así que intentaré conseguirla.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Me la llevo apuntada que este tipo de historias me enganchan, un beso

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...