martes, 10 de noviembre de 2015

J. R. Moehringer - El bar de las grandes esperanzas


Autor: J.R. Moehringer
Título: El bar de las grandes esperanzas
Editorial: Duomo
Año de edición: 2005 (2015)
Género: Narrativa, Autobiografía
ISBN: 9788416261017
Páginas: 464

Sinopsis:
J.R. creció con su madre, pues su padre los abandonó cuando J.R. no había pronunciado su primera palabra. Él, sin embargo, sabe quién es su padre: un DJ de Nueva York que tiene un programa de radio y cuya voz J.R. escucha con la oreja pegada al aparato. Hasta que un día la voz desaparece del aire y J.R. se queda sin nadie a quien escuchar. Encontrará refugio en el amor de su madre y en el Dickens, el bar de su barrio, un sitio donde poetas, policías, apostadores, soldados, boxeadores y estrellas de cine tienen una historia que contar. Allí, entre todas esas voces que lo cautivan como en un sueño, J.R. podrá darle voz a su propio destino y podrá forjarse, también, una identidad. 





Opinión personal:
Cuando vi por primera vez la portada de esta novela, y supe que su autor había sido galardonado anteriormente con un premio Pulitzer, me dije que tenía que leerla sí o sí. Participé en varios sorteos para hacerme con un ejemplar, que una está desempleada y la cosa no está para tirar cohetes. Finalmente fue en el blog de Laky, donde se proponía a su vez una lectura conjunta, cuando el azar me puso una sonrisa de oreja a oreja. Gracias a ella y a la editorial Duomo hoy os traigo la reseña de este libro.

El bar de las grandes esperanzas es la historia de JR. ¿Y quién se esconde tras esas siglas sin puntos? Pues nada más y nada menos que el propio autor del libro J.R. Moehringer. Claramente esta obra va a ser una autobiografía novelada, un libro basado en hechos reales, donde los protagonistas son básicamente dos: JR y el Bar Dickens, que posteriormente se volverá más glamuroso y cambiará su nombre, pasando a llamarse Publicans.

El protagonista principal, JR, ,es  un niño sensible, hijo único que vive junto a su madre en casa de sus abuelos porque su padre los abandonó siendo él apenas un bebé. La casa de los abuelos es un lugar destartalado, desestructurado, al que el chaval llama "Casa Mierda" porque se cae a pedazos, huele a fosa séptica y los muebles se sostienen de puro milagro, de lo cochambrosos que son. En esta vivienda llegaron a cohabitar un total de 12 personas, con tíos y primos incluidos. JR pasó su niñez rodeado de mujeres. Las únicas figuras masculinas cercanas eran la de su abuelo y la de su tío Charlie, a cual peor elemento. JR llegó a idealizar a su progenitor, volviéndose incluso dependiente de la Voz que oía por la radio y que era la de su padre, que trabajaba en una emisora de Nueva York como locutor de programas. Su única ilusión era la de conocerlo y poder pedirle una explicación de por qué los abandonó. Un día deja de escuchar la Voz por el receptor de radio y el pequeño se vuelve miedoso y muy supersticioso, y su principal preocupación será que su madre no logre, por si sola, sacarlos adelante. En El bar de las grandes esperanzas nos vamos a sumergir en la vida de un niño que desea, ante todo, hacerse mayor para estudiar derecho y llevar a su padre ante los tribunales, obligarlo a pasarles la pensión alimenticia a él y a su madre.

Ante la falta de un padre, el pequeño buscó desesperadamente un referente masculino que cubriese ese hueco. Dicha búsqueda lo llevó hasta el bar Dickens, donde se encontró con un coro entusiasta de nuevas voces. La tasca estaba situada en el corazón de Manhasset, un suburbio que se encontraba a tan sólo 27 km de Manhattan. En el Dickens trabajaba como camarero su tío Charlie, un solterón amante de las apuestas deportivas y de las borracheras. Los amigos de su tío, todos asiduos al Dickens, serán los encargados de enseñarle al pequeño la importancia de la confianza y se convierten en parte de su familia, sus compañeros de viaje, en su distracción vital. El bar será un refugio durante buena parte de su juventud, un lugar donde olvidar sus problemas y sentirse a salvo, el único rincón donde aliviar su tristeza.

El bar de las grandes esperanzas es una novela intimista, es la lucha conmovedora de un niño por convertirse en un hombre. El bar se convirtió para JR en un santuario cada vez más atrayente, un lugar de encuentro donde saciar sus necesidades. El alcohol impregnará cada página de este libro de memorias y el bar será el nexo de unión de un compendio de personajes muy dispares entre si y que ayudaron al escritor a convertirse en la persona que es hoy en día.

Esta novela está narrada en primera persona y cuenta una historia lineal y coherente. La prosa usada por su autor es sencilla y se ameniza con diálogos que le aportan algo de agilidad a su lectura. Su ritmo es pausado, sin llegar a ser aburrido en ningún momento, al menos para mí. Es muy complicado empatizar con un personaje en concreto porque son muchos los que pasan por la barra del Dickens y, por ende, por la vida del joven autor. Si tuviera que elegir alguno, me quedo con la madre del protagonista, una mujer con una fuerza incansable, luchadora y repleta de matices.

El libro contiene un prólogo, un epilogo y se divide en dos grandes bloques que se subdividen a su vez en capítulos de corta extensión y cuyos títulos llevan el nombre del personaje que será su eje principal. El ultimo capitulo del primer bloque lo cierra dedicándoselo a su madre, y el capítulo final del libro se lo dedica a su padre. El bar de las grandes esperanzas contiene un humor inteligente y socarrón. Destaco dos capítulos que han sido para mí los mas divertidos e ingeniosos. Uno de ellos es el que dedica a Hugo, donde veremos a su tía Ruth "tó loca"; y el otro es cuando tiene su primera cita y ha de salir corriendo a la búsqueda urgente de un preservativo. Ambos me han parecido geniales. A lo largo de su vida, JR buscará una serie de virtudes y cualidades para sí mismo, pero estaba tan cegado con la figura de su padre que no supo ver que todo eso se encontraba más cerca de lo que nunca pensó, de ahí que haya dedicado este libro a su madre, que lo dio todo por él.

El bar de las grandes esperanzas narra las vivencias de su autor con los camaradas de bebercio en el Dickens, la aventura de su vida. También del amor incondicional de una madre hacia su hijo que se convierte en el motor que la impulsa y la obliga a ser valiente y a enfrentarse al mundo. Una madre que lo da todo por su pequeño, para sacarlo adelante y protegerlo, aunque se viera obligada a mentirle para evitarle un dolor innecesario. A algunos le gustará mas este libro, a otros menos. Puede, incluso, que les resulte aburrido pero son, al fin y al cabo, las vivencias de un chico normal que tuvo que crecer sin la figura de un padre. Viviremos junto a él sus amores y desamores, su primera borrachera, su paso por la Universidad de Yale, sus intentos de emancipación y su primer trabajo en una librería regentada por dos tipos muy particulares que le inculcaron el amor por los libros. En definitiva, una vida plagada de obstáculos y algún que otro triunfo.

La lectura de este libro me ha traído a la memoria una serie americana, de principios de los noventa, ambientada en un bar de Boston. Hablo de Cheers, una serie donde un grupo de clientes habituales del local se reunían para beber y desconectar de sus complicadas vidas.


He disfrutado leyendo esta novela autobiográfica, aunque me aburría un poco durante los momentos en los que solamente se hablaban de apuestas deportivas. Quiero aclarar que nunca antes había leído nada de este género, por lo que no puedo emitir un juicio muy fiable ya que no puedo hacer comparativas pero, en general, el libro me ha gustado.

En definitiva, "El bar de las grandes esperanzas" es una novela muy emotiva que habla del amor maternal, de la camaradería y del aprendizaje. Es la lucha de un niño por convertirse en un hombre.

Para finalizar os presento una de mis pasiones frustradas: la fotografía. ¿Por qué digo esto? Porque es una de mis aficiones, pero soy penosa a la hora de buscar un buen entorno para realizar una instantánea decente. Hoy hago una excepción porque la participación en la lectura conjunta iba asociada al sorteo final de un libro. No soy muy asidua a los bares y garitos similares, así que esta imagen la he tomado en un pub del casco histórico de Córdoba. 



Su autor:

J. R. Moehringer (Nueva York - 1964), es un novelista y periodista estadounidense. Licenciado en Yale, empezó su carrera periodística en The New York Times y ha trabajado en Los Angeles Times, entre otros medios. Ha sido galardonado con el premio Pulitzer. 
Después de haber colaborado con Andre Agassi en la elaboración de Open, mi historia (2009), la autobiografía del tenista, ha publicado Sutton (2012), sobre la vida del ladrón más extraordinario de todos los tiempos. Su libro de memorias The tender bar, publicado en 2005, ha sido traducido en español en 2015 como El bar de las grandes esperanzas .





¿Os atrevéis con este autor?

21 comentarios:

  1. Pues sin duda tiene muy buena pinta la historia. Me alegro que la hayas disfrutado.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Acabo de leer otra reseña ahora mismo y, aunque no me atrae mucho, no lo descarto para más adelante.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por participar y por esta fantástica reseña. Ya sabes que coincidimos totalmente. Me has hecho recordar el capítulo de la.primera cita, qué bueno jajaja
    Suerte en el.concurso de fotografías!

    ResponderEliminar
  4. Muy buena reseña guapa! Mas o menos comparto impresiones, es un buen libro, con una prosa exquisita, cálida y envolvente, y como tú, también hubo momentos de hartazgo entre tanta apuesta y bebida, pero desde luego el autor sabe contar historias!
    Ah y yo como tú, mucho tío pero me quedo con la madre!, jaja
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Mi balance es parecido al tuyo, solo que yo me he aburrido un poquito más que tú. Mi reseña sale mañana, verás q me he aburrido en el mismo punto que tú.
    Muy buena reseña y buena foto, la mía es basante más "sencilla", jajajja.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Yo me he acabado saturando con tanta reseña de este libro, y por el momento no lo voy a leer. ¡Suerte en el concurso con la foto!

    bsos!

    ResponderEliminar
  7. Tengo mis dudas con esta novela. A medida que váis publicando vuestras reseñas, unas veces me acerco a ella y otras me alejo. En tu caso, parece que te enganchó su lectura. Creo que es de esas novelas que tiene que ser uno mismo quien finalmente decida si le gusta o no. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado genial la foto. Ojalá ganes.
    Pues al principio me apetecía el libro, pero últimamente está bajando puestos... ya que pensaba que sería de otra forma.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Como he comentado en otros blogs, este es un libro con el que tengo sentimientos encontrados, porque a veces creo que me puede gustar y otras que es posible que me cueste avanzar en la trama, así que no sé que pasará...Quizá si le encuentro su momento. Besos

    ResponderEliminar
  10. Ayy me apetece muchísimo, creo que me gustaría.
    La foto ha quedado genial, mucha suerte!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Me apetece, pero con tanto pendiente no sé cuándo me animaré a leerlo o se quedará finalmente sin leer. Ya veremos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Marina:
    Excelente reseña la tuya. La verdad es que con este relato de J.R. Moehringer me sucede un poco lo lismo que cuenta Francisco algo más arriba que según leo unas reseñas me digo que no la leeré, pero ahora la tuya me inclina más hacia el sí. Desde luego la comparación con "Cheers" que ,me encantó me echa de cabeza a su lectura, pero el título de la novela unido al nombre del bar, 'Dickens', no sé me espantan un poquito pues me parecen muy muy pegados al Dickens hombre y a su "Grandes esperanzas".
    Bueno, ya ves, soy un mar de dudas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Vengo de otra reseña suuuuper positiva =)
    A ver si me hago con él.

    Besotes

    ResponderEliminar
  14. Pues ya he visto alguna que otra reseña en la línea de la tuya, que en cierta parte el libro le aburre. Me interesa este libro pero voy a bajar mis expectativas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. La verdad es que no me llama nada así que lo dejo pasar seguro. Un besote :)

    ResponderEliminar
  16. No había caído en lo Cheers y tienes razón¡¡¡ A mí me gustó bastante¡¡¡ Un beso

    ResponderEliminar
  17. Veo todo tipo de opiniones sobre este autor y no me atrevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. ¡Cheers! Anda que me gustaba a mí esa serie :) Sobre el libro como he leído un poco comentarios de todo tipo lo dejaré reposar, porque tener, lo tengo. En principio parto sin muchas expectativas, como un libro que tendrá mezcla de cosas que me gustan y cosas que no tanto. Ya veremos.

    Muy buena la foto (a mí también me encanta la fotografía)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Me parece una novela que puede ser genial, me encantan las novelas emotivas y más si vienen de la mano de Duomo Editorial. Saludos :D

    ResponderEliminar
  20. Creo que este libro no me gustaría demasiado.
    Gracias

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...