sábado, 9 de enero de 2016

Rosario Raro - Volver a Canfranc


FICHA DEL LIBRO
Autora:
Rosario Raro
Título:
Volver a Canfranc
Editorial:
Planeta
Año de edición:
2015
Género:
Novela Histórica
ISBN:
9788408139690
Páginas:
512
Sinopsis:
Marzo de 1943. Agazapados dentro de una habitación secreta, varias personas contienen la respiración mientras aguardan a que el sonido de las botas reforzadas con metal de los soldados alemanes se aleje. En la estación internacional de Canfranc, en el Pirineo, la esvástica ondea sobre la playa de vías. En medio de la oscuridad, Laurent Juste, jefe de la aduana, Jana Belerma, camarera del hotel, y el bandolero Esteve Durandarte arriesgan sus vidas para devolverles la libertad. 

Volver a Canfranc es su historia. Jana y Esteve, armados tan solo con la valentía que da el amor, lucharon porque miles de ciudadanos judíos consiguieran atravesar esta estación mítica. Además de ellos, otras personas guiadas por la generosidad decidieron enfrentar el terror y ayudarlos. Para miles de perseguidos por el régimen nazi la esperanza se llamó Canfranc.



Opinión personal:
Hasta hace poco no supe de la existencia de Canfranc  y de su famosa estación de tren. Unos amigos que pasaron por allí, hace un par de veranos, me enseñaron fotos y me comentaron la belleza de aquel lugar y del papel que había jugado esta estación en la II Guerra Mundial. Aprovechando que el club de lokys, entre las que me incluyo, de Somos Alianza organizaba una lectura conjunta, me adentré en su historia de la mano de Rosario Raro, gracias a la cual he conocido un episodio negro de la historia de España. Aunque os confieso que, tras haber leído opiniones de todo tipo, tenía muchas expectativas puestas en este libro, pero èstas no se han cumplido y me ha defraudado un poco. Es lo malo que tiene el preconcebir unas ideas sobre una novela.

"Solo nos ha sido dada una vida, pero con esta podemos salvar muchas otras".

Antes de entrar en materia os voy a explicar, a grosso modo, qué es Canfranc. La estación de Canfranc fue una Aduana Internacional y está situada en un enclave idílico, rodeado de montañas con un túnel de 8 km que une España con Francia y que durante la Segunda Guerra Mundial fue vigilada por las fuerzas alemanas. Era el punto neurálgico por donde los nazis fueron colando el oro proveniente de robos a bancos y del expolio a los judíos que posteriormente mandaban a los campos de concentración. También fue el lugar por el que lograron fugarse cientos o quizás miles de judíos a quienes los alemanes habían expulsado de sus hogares, expoliado y humillado, que huían de sus países de origen, buscando un futuro mejor. Canfranc fue la puerta a la libertad de Europa.

Volver a Canfranc  fue la odisea de unas personas que se jugaron la vida, de manera altruista, para ayudar a desconocidos que huían del holocausto nazi. Los acontecimientos que se narran en este libro están basados en hechos reales y comienzan en torno al 1943, el año de mayor actividad ferroviaria y comercial del complejo. Uno de sus personajes principales, el de Laurent Juste, está inspirado en Albert Le Lay, un espía que colaboró activamente con la resistencia francesa. Laurent Juste es el jefe de la aduana internacional de la estación de Canfranc. Junto a Esteve Durandarte, un bandolero contrabandista, y Jana Belerma, camarera del Hotel Internacional que estaba situado en la segunda planta de la estación y una gran falsificadora de documentos, serán quienes ayuden a los refugiados en su huida. También contarán con la ayuda desinteresada de otros trabajadores de la estación y de gente del pueblo.

Volver a Canfranc es una novela de ficción histórica que relata los acontecimientos de una época muy difícil y convulsa. Su trama es lineal cronológicamente, con mucho trasfondo histórico y una trama que podría haber estado mejor. En Volver a Canfranc podemos ver la excelente labor de documentación llevada a cabo por su autora,  y su ambientación es buenísima, aunque creo que hay momentos en que Rosario se excede aportando una gran profusión de datos que ralentizan la narración y que pueden llegar a abrumar al lector, llegando a aburrirle. Ha querido reflejar tantos datos y acontecimientos que al final ha eclipsado los hechos que trataba de novelar. Como historiadora del arte que soy, me han encantado las descripciones tan detalladas del edificio que realiza su autora y que me ha instado a gluglear imágenes de esta construcción, que mas que estación parece un palacio. Toda una obra de arte en la que se mezcla el art decó con el  modernismo y se sitúa en medio de la nada, rodeada del níveo paisaje del Pirineo aragonés. Toda una delicia para los sentidos.


Volver a Canfranc está narrada en tercera persona por un narrador omnisciente, con una prosa muy cuidada y sencilla. donde se conjugan hechos reales con otros ficticios. El libro se divide en cinco bloques que van de 1943 a 1944, con 72 capítulos de corta extensión y con un claro predominio de lo descriptivo sobre el diálogo. No he conseguido empatizar con ninguno de sus personajes, porque me han parecido  distantes, fríos y planos. Ninguno de ellos ha conseguido emocionarme. En este libro se desarrolla una historia de amor entre dos de sus personajes principales, pero tampoco me la he creído. 

El ritmo narrativo de Volver a Canfranc es muy pausado, lo que invita a una lectura intimista, sin prisas. Se supone que esta historia debería contener algo de intriga porque relata unos acontecimientos en los que los personajes implicados corren grave peligro de ser descubiertos y arriesgan sus vidas, pero yo no he encontrado nada de esto. He aprendido mucho leyendo este libro, no lo niego, pero no me he divertido.

En resumen, Volver a Canfranc es una novela entretenida, de ficción histórica que narra las aventuras de unos héroes anónimos, unas personas valientes que arriesgaron sus propias vidas, de manera desinteresada, por ayudar a otros que huían de la barbarie nazi. Su ritmo de lectura es pausado y cuenta con una gran profusión de datos históricos, pero se lee fácilmente

Y como siempre digo: esta es la opinión de una simple lectora, no de una crítica literaria.


Esta reseña participa en la Yincana Histórica y el requisito a cumplir es: La acción transcurre en España, en el siglo XX.

Su autora:

Rosario Raro López (Segorbe, Castellón, 1971) es Doctora en Filología. Estudió la especialidad de Hispánicas en la Universidad de Valencia y Técnicas de Escritura Creativa en la Universidad Mayor de San Marcos y la Pontificia Universidad Católica de Perú y un Postgrado en Comunicación Empresarial en la Universitat Jaume I de Castellón. Ha ganado los premios Ciudad de Huelva, Cruzando Culturas, Magda Portal, Ateneo Ciudad Galdós, Igualdad de Aranda, Mujer Kimetz Elkartea de Ordizia, el de Tecnocuentos del programa de Rne 5.0, Palabras de Mujer y ha sido finalista del Premio Internacional de novela corta Vargas Llosa de la editorial Alfaguara. 



¿Conocíais vosotros este episodio de la historia de España?



21 comentarios:

  1. Ya sabes que amí me gustó más que a tí. Un besote

    ResponderEliminar
  2. A este le tengo muchas ganas, a ver si me hago pronto con él.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho tu reseña. La sinopsis no me llama demasiado así que de momento lo dejaré pasar.
    Un beso y feliz sábado.

    ResponderEliminar
  4. La tengo en el punto de mira, y está a punto de llegarme, yo no voy con expectativas, creo que es lo mejor a la hora de encarar una lectura

    ResponderEliminar
  5. Ya sabes mi opinión. Me faltó drama y tensión en muchos momentos de la historia y me sobró love.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Con los que tengo pendientes, no me llama suficiente para lanzarme a él.
    Besos ;)

    ResponderEliminar
  8. Sí que hay opiniones diferentes de este libro. Lo del ritmo pausado me echa para atrás pero la historia en sí me atrae así que no tengo claro si leerlo o no...
    Besos

    ResponderEliminar
  9. A mi también la historia me atrae y desde hace tiempo, el año pasado vi un documental sobre todos estos hechos... si acabo leyéndolo, bajaré mis expectativas, para evita chascos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Me gustaría leerlo, he leído opiniones de todo tipo, la verdad =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Yo sí que conocía Canfranc y su estación que visité hace un montón de años, pero de pasada, la verdad es que no tenía ni idea de lo que había sucedido allí. La novela no ha sido para mí lo que esperaba y aunque me ha gustado he echado en falta más emoción en la historia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Me gustó el libro. Se leía bien, aunque su lectura era pausada. Me esperaba más intriga y menos toque romántico, pero aún así me gustó.

    ResponderEliminar
  13. No es mi momento para leer este tipo de novela ahora, pero se habla muy bien de él. No lo descarto. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Ummm no me termina de llamar esta novela, si quieres saber más en Youtue hay varios documentales sobre Canfrac. Un saludo!

    ResponderEliminar
  15. Coincidimos en líneas generales. Me ha gustado pero esperaba más de ella. Quizá las expectativas muchas veces hay que dejarlas a un lado para disfrutar más.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Me resultó una lectura fructífera porque no conocía esa parte de la historia.

    ResponderEliminar
  17. Por un lado me llama por el hecho de que la historia la desconocía pero últimamente estoy un poco cansada de lecturas pausadas porque tengo tan poco tiempo que si son pausadas me agotan. Lo tengo entre mis pendientes. Lo leeré pero más adelante. Un beso!

    ResponderEliminar
  18. Hay diversidad de opiniones, a mí es un libro que me apetece mucho leer
    Besos

    ResponderEliminar
  19. No pinta mal pero tampoco voy a salir corriendo a buscarla a la libreria. Un beso

    ResponderEliminar
  20. Este me gusta mucho. Leí muchas opiniones como la tuya y solo una que lo pone un poco regular. No me importaría leerlo en absoluto. Besos.

    ResponderEliminar
  21. A mi me sobró la historia de amor, pero por lo demás, los personajes me encantaron, quizás porque entiendo que la escritora quería hacerlos pasar precisamente por personas normales y corrientes, pero con unos principios inquebrantables y llegaron a emocionarme en muchas ocasiones.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...