miércoles, 5 de abril de 2017

El ladrón de vírgenes - David de Juan Marcos


FICHA DEL LIBRO
Autor:
David de Juan Marcos
Título:
El ladrón de vírgenes
Editorial:
HarperCollins
Año de edición:
2017
Género:
Narrativa
ISBN:
9788491390466
Páginas:
200



Sinopsis:
Tras catorce años de misteriosa ausencia, Andrés Pajuelo regresa a su casa con la idea de robar una serie de valiosas obras de arte religioso en varias iglesias de la sierra. Para esta empresa necesitará la ayuda de sus dos hijos, del melindroso prometido de su hija y de un enigmático gigante experto en teología y en arte sacro. Cuando todo parece listo para ejecutar el último y más lucrativo de los expolios, la banda de ladrones es acusada de varios asesinatos. Para sorpresa de toda su familia, Andrés reconocerá al instante su culpa ahorcándose en público.

El ladrón de vírgenes reflexiona sobre las mentiras y fabulaciones que encierra la religión al tiempo que pulsa la importancia de la religiosidad en la condición humana.




Opinión personal:
Este ha sido mi primer contacto con la obra de David de Juan Marcos pero no será la última, porque hace tan solo unos días llegó a casa "Lo mejor de las vidas" su anterior publicación. No llegó sola, vino acompañada de una bonita dedicatoria del autor y eso me hizo mucha ilusión. Cuando vi que la editorial HarperCollins publicaba esta novela me atrajo su sinopsis al estar relacionada con el mundo del arte y más en concreto con el expolio artístico. Gracias a la lectura conjunta organizada por varios blogs, hoy os puedo traer mis impresiones de este libro.

El ladrón de vírgenes comienza con un prólogo que consigue engancharte a su trama. El pueblo ha dictado sentencia, condenando a morir en la horca a Andrés Pajuelo, acusado de haber degollado al sacerdote de la parroquia y ser sospechoso de la desaparición de dos hermanas gemelas de 14 años a las que todo el mundo lleva buscando, sin descanso, desde hace varios días. Después de este comienzo tan inquietante retrocederemos en el tiempo, hasta cuando comenzó todo. Andrés Pajuelo vuelve quince años después de haberse largado, supuestamente, a empuñar el fusil y defender la patria en Tánger. Volvió como si nada, tras finalizar la guerra. Pero esta vuelta está marcada de malos presagios y todos en el pueblo lo saben y le temen. Sus pretensiones son las de reunir una banda de ladrones para el robo de tres tallas románicas del siglo XII. Para ello contará con sus dos hijos y un misterioso personaje experto en Teología e Historia del Arte. Como licenciada en Historia del Arte que soy, ya os podéis imaginar con qué personaje he empatizado más. Un hombre culto capaz de trasmitir valores y enseñanzas a nuestro joven protagonista principal.

Cirilo, el hijo pequeño de Andrés, es el encargado de la narración en primera persona, haciendo partícipe al lector de los hechos que causaron tanta desdicha a un pueblo entero. Lo primero que me sorprendió de esta novela fue encontrarme con una prosa poco habitual en este tipo de historias. Una prosa poética y rica en matices, con frases cargadas de cadencia y musicalidad que le iría de fábula a una novela de corte intimista y no a esta historia que contiene ligeras pinceladas de misterio. Creo que el autor ha arriesgado mucho al emplear este estilo tan ostentoso, en el que no se marcan los diálogos de sus personajes, y un léxico tan pulcro porque ralentiza el ritmo narrativo tornándolo en pausado, lo que invita forzosamente a una lectura sin prisas, para poder captar al completo las sensaciones que trata de transmitirnos. De ahí que no sea una novela apta para cualquier lector.

Son varios los temas que se van sucediendo en esta novela, aunque el eje central sea el del expolio de arte sacro. También se abordan las mentiras que esconden las religiones, la condición humana que lleva al fanatismo religioso y sobre todo el arte. La combinación de todos ellos, así como algunos giros argumentales inesperados, dan como resultado una lectura entretenida. He de reconocer que la lectura de esta novela no ha resultado ser tan adictiva como pensaba porque hay momentos en los que la tensión se esfuma, pero he disfrutado con ella y, en general, me ha parecido interesante.

Otra habilidad del autor es que deja en un segundo plano la ubicación de los hechos. Los acontecimientos se podrían estar desarrollando en cualquier pequeño pueblo de la península. No percibes esa falta de información geográfica, no la echas de menos porque en realidad no importa, ya que las supersticiones, las venganzas, el odio y las mentiras están presente allí donde el hombre estéDavid de Juan ha conseguido plasmar a la perfección esa atmósfera rural lúgubre y asfixiante de un pueblo reprimido y miserable, haciéndonos partícipes del odio que impregna el ambiente y que es capaz de traspasar sus páginas, pudiéndose cortar con cuchillo.

Las escasas 200 páginas de esta novela se encuentran estructuradas en tres grandes bloques, y estos a su vez en capítulos que carecen de numeración pero se encuentran encabezados por una palabra en árabe coránico que hace referencia a los números ordinales. El autor hace patente lo fácil que resultaba expoliar en nuestro país y la despreocupación por el patrimonio artístico. A pesar de que existe una mayor sensibilidad y concienciación en la sociedad y las instituciones, aun hoy en día nuestro patrimonio es objeto de robos y saqueos indiscriminados. Hubo un tiempo en que por nuestras fronteras salían carros cargados con obras artísticas compradas a un precio irrisorio o incluso robadas. Por fin, en 1985 se aprobó la Ley de Patrimonio Histórico Español, una ley muy necesaria para evitar el expolio. En aquellos tiempos no existía ningún inventario o catálogo de los bienes de la iglesia, y era muy usual el tópico del cura que malvendía unos objetos artísticos valiosos de su parroquia con el fin de financiar reformas en los templos que estaban a su cargo o de darle de comer a un pueblo que pasaba hambre.

En resumen, El ladrón de vírgenes es una obra difícil de catalogar porque en ella se combina la aventura  con la novela histórica y además contiene ligeras pinceladas de misterio e intriga. Queda demostrado el talento de su autor al emplear un lenguaje rico y armonioso, creando una novela con una cuidada estructura y un estilo fastuoso, con grandes dosis de lirismo que pueden ralentizar su lectura y en la que hay cabida para las supersticiones, las venganzas, el odio y las mentiras. Una historia que te invita a la reflexión sobre el daño que puede causar la religión en la condición humana.

Y como siempre digo: esta es la opinión de una simple amante de la lectura, no de una crítica literaria.

Su autor:
David de Juan Marcos es licenciado en Biología por la Universidad de Salamanca y máster en Gestión y Conservación de la Naturaleza y en Desarrollo Sostenible.  Actualmente es profesor de educación secundaria e imparte clases de ciencias y de inglés. En su faceta literaria ha visto premiados y publicados la mayoría de sus relatos, entre los que podemos encontrar Mi niño viejo (Premio Internacional de Relatos Cortos Cruzando Culturas), En 2005 es becado por la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores y allí comienza a escribir su ópera prima, El baile de las lagartijas, galardonada con el Premio Internacional de Novela Ciudad de Valencia Vicente Blasco Ibáñez. Una poderosa novela que le ha valido la comparación con genios como García Márquez y le ha augurado una exitosa y dilatada carrera literaria.



42 comentarios:

  1. La prosa de David es una maravilla pero es verdad que es para leer poco a poco y no apta para todo el mundo. Ya verás como en si anterior novela es mucho más poética y que en ese caso si que es una novela intimista a la que le va como un guante

    ResponderEliminar
  2. Marina, te imagino disfrutando de esta novela por los matices que comentas. Esta genial que añadas que su prosa lírica no es para todos los públicos pero creo que a mí me puede gustar y tampoco es una novela larga.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Este tipo de historias me suelen gustar mucho pero esta no me llama demasiado, ese tipo de narración en vez de atraerme como que me da pereza ahora mismo, será racha.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Aunque sé que la disfrutaría ahira necesito oteo tipo de libros. Bonita reseña

    ResponderEliminar
  5. Este sí que no es para mí.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  6. A pesar de las buenas opiniones sobre la prosa del autor, creo que no es una lectura que disfrutaría como vosotras. Este lo dejaré pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No pensaba que fuera así cuando vi la portada, pero me lo apunto de cabeza y sin dudarlo. Me has convencido con tu reseña ^^

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! ^^
    Lo último que me apetece leer ahora mismo es novela histórica. Es un género que normalmente no suelo leer mucho, solo de vez en cuando, pero me ha llamado la atención el título y el argumento de este libro. Me parece interesante el tema que toca, así que me lo apunto y ya le llegará el turno. Creo que podría gustarme.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Pues ya sabes que a mi me ha gustado mucho y desde luego es una lectura para ir despacio, saboreando la prosa del autor.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. La prosa del autor me pareció bellísima en El baile de las lagartijas, pero no estaba yo muy poético por aquel entonces y abandoné la lectura. Con este libro, o con el anterior, podría quitarme la espinita.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!
    Tiene muy buena pinta el libro la verdad, ¡Nos lo apuntamos!

    Un saludo desde http://elgatoconlibrosaj.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  12. Vaya pedazo de reseña te ha quedado, se nota lo mucho que te ha gustado y creo que has sabido plasmar muy bien las sensaciones que todos tuvimos con la novela.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Acabo de leer otra reseña de esta novela, y la tendré en cuenta para más adelante :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Le tengo muchas pero que muchas ganas, pero de momento me tendré que aguantar algo más, porque no está en mis manos aún, jooooo.
    Te ha quedado una reseña divina!!!

    Un besito, reina mora!
    Yolanda.

    ResponderEliminar
  15. Este libro no me llamaba la atención pero tras ver varias reseñas sí lo ha hecho la prosa del autor, aunque creo que de estrenarme con él lo haría con su anterior libro.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. La novela histórica siempre me llama y esta novela la tengo en el punto de mira. Creo que me va a gustar. Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Sin duda una lectura pausada en la que disfrutar de la prosa del autor. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Me echa para atrás lo que cuentas de la prosa,por lo que esta vez lo voy a dejar pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Esta novela que nos traes hoy no la veo para mí porque lo que comentas sobre la prosa poética no me convence. Besos

    ResponderEliminar
  20. David escribe muy bien, es una delicia leerle y esta novela me ha encantado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Me llama la atención con todo lo que cuentas, no conozco al autor, pero lo tendré en cuenta.
    Besos!

    ResponderEliminar
  22. hola! para buscarlo, conseguirlo y conocerlo! saludosbuhos, magnifica reseña!

    ResponderEliminar
  23. Me atrae la temática, y me gusta lo que cuentas de la novela, aunque también me sorprende el estilo narrativo que eligió el autor para desarrollarla, muy poco habitual en este tipo de novelas. Besos.

    ResponderEliminar
  24. No me acaba de atraer esta novela. Por ahora no creo que la lea.

    ResponderEliminar
  25. Pues no tiene mala pinta y a mi la novela histórica me gusta, si se cruza en mi camino no dudare en leerla, pero con todo lo pendiente, no se cuando sera. Besinos.

    ResponderEliminar
  26. Hola Marina,
    Como ya he comentado en otros blogs, la temática religiosa no me atrae mucho... aunque soy consciente de que uno nunca puede asegurar nada sin antes haber leído el libro, está claro...
    Pero sí me gusta el hilo argumental que gira sobre el robo de arte... ;)

    ResponderEliminar
  27. Hola! La verdad es que no tiene mala pinta, y por los géneros que toca creo que disfrutaría de este libro ya que suelen gustarme mucho, así que me lo llevo anotado a ver si lo consigo pronto.
    Besos!

    ResponderEliminar
  28. Tiene muy buena pinta esta historia a ver si tengo oportunidad de leerlo, un beso

    ResponderEliminar
  29. A mí su otro libro me gustó mucho precisamente por esa prosa que destacas, aunque es verdad que en una trama así le pegaría un estilo más ágil. Aún así lo leería seguro ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  30. Lo termino hoy, y desde luego es estilo y la prosa de la autora son su mejor insignia.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  31. Creo que coincidimos en impresiones, me ha gustado la temática, como ha jugado con nosotros, y la forma de escribir, que anima a leerlo despacito y saboreando.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Hola bonita
    Parece que no le falta de nada al libro, a mi me recuerda al guion de una peli. Gracias por traerlo.
    Kiss.

    ResponderEliminar
  33. Pues me llevo el libro, pero me animaré en otro momento, que ahora necesito lecturas más ligeras.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  34. Lo dejo pasar que no me termina de convencer.

    Saludos

    ResponderEliminar
  35. ME gustó mucho y disfruté mucho la LC. Besos

    ResponderEliminar
  36. ¡Qué ilusión que te haya llegado un libro con todo y dedicatoria! Me encantaría algo así. La novela se ve muy bien, aunque dudo un poco por eso de prosa poética" y es que a mi la poesía no se me da, necesito instruirme mucho más en ese campo, porque todavía se me hace un poco pesada, por lo cual también puede ser una buena oportunidad de aprendizaje. Eres licenciada en Historia del arte! Me hubiera encantado estudiar eso, aunque en el momento en que tuve que decidir, esa licenciatura no estaba entre mis opciones :(

    Besos!

    ResponderEliminar
  37. Me has transmitido mucho interés por ese autor al que se ha comparado con García Márquez. Apunto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  38. Muy de acuerdo con lo que expones en tu reseña. Besos

    ResponderEliminar
  39. Creo que con esta novela no me voy a animar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  40. ¡Hola! No me disgusta lo que comentas, pero creo que ahora mismo no es para mí. Quizás más tarde, quien sabe. ¡Un saludo! :)

    ResponderEliminar
  41. Pues, hala, otra novela a la lista de pendientes. Cómo no apuntarla después de leer tu reseña. Se presenta muy interesante. Gracias.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  42. Tiene muy buena pinta Marina, no me llama tanto al mezclarlo con lo histórico, vamos que no lo pondría entre los primeros, porque yo para leer este género necesito leerlo con calma, pero sin duda parece un buen libro para tener en cuenta. B7s

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...