miércoles, 26 de julio de 2017

Atomka - Franck Thilliez

FICHA DEL LIBRO
Autor:
Franck Thilliez
Título:
Atomka
Editorial:
Destino
Año de edición:
2013
Género:
Thriller
ISBN:
9788423346288
Páginas:
556




Sinopsis:
Un año y medio después de “Gataca”, la teniente Lucie Henebelle y el comisario Franck Sharko viven juntos en París, donde se reponen del drama que ha estado a punto de separarlos. Intentan tener un hijo, en vano. 
Unos días antes de Navidad, lo que les espera está lejos de ser el anuncio de un feliz acontecimiento: a la hora en que la gente se recoge para entrar en calor, el frío, la muerte y los recuerdos malditos se convocan. Christophe Gamblin, periodista de sucesos, aparece muerto, encerrado en su congelador, mientras que su compañera y amiga que estaba de viaje de investigación en algunos de los lugares con más polución del mundo, Perú, China y Nuevo México, ha desaparecido. Sólo queda de ella el pequeño rastro de su nombre en un papel garabateado que lleva un niño vagabundo y muy enfermo.


Fuente: contraportada






Opinión personal:
Franck Thilliez se ha convertido para mí en todo un referente del thriller francés, siendo uno de los grandes descubrimientos del año y cuyas novelas no me canso de recomendar a todo el mundo. Por eso, después de haber leído El síndrome E y Gataca, ahora le ha tocado el turno a Atomka, la quinta novela de la serie Franck Sharko pero la tercera protagonizada conjuntamente por éste y Lucie Henebelle, un tándem de investigadores que funciona a la perfección y cuyos problemas personales dan mucho juego en la historia.

Como es típico en las novelas de este autor, nos vamos a enfrentar a una investigación sórdida, con múltiples ramificaciones, que llevará a sus protagonistas hasta los abismos más oscuros e impenetrables del alma humana. Un caso que los lleva a cruzar las puertas del mismo infierno, directos a un lugar donde ningún humano debería poner jamás los pies.

Un químico que, veintiséis años antes, huye de una zona devastada con un misterioso manuscrito nazi y un animalito acuático que contiene el misterio que los hombres han tratado de descubrir desde tiempos inmemoriales; un periodista muerto dentro de un congelador y que investigaba un caso sin resolver de hacía diez años, cuya víctima era una ahogada en un lago de montaña; una periodista, compañera suya, que no da señales de vida y a la que han asaltado y puesto patas arriba su apartamento; y un niño errante, traumatizado y muy enfermo con un enigmático tatuaje en su pecho ¿Cuál es el nexo de unión de todos estos hechos? Será el equipo de Nicolas Bellanger, a cuyas órdenes se encuentran Sharko y Lucie, el encargado de llevar a cabo la investigación.

Por otro lado, Lucie y Sharko están muy ilusionados tratando de construir una nueva vida juntos, pero las cosas no se presentan nada fáciles para ellos porque los fantasmas del pasado resurgen cuando en el pueblo donde nació Suzanne, la mujer de Sharko, aparecen unas pintadas hechas con sangre humana, la de nuestro protagonista. Sus vivencias pasadas son una prueba de que el horror no tiene límites. Hubo un tiempo en que podían afrontar cualquier cosa, una época en la que la oscuridad de los casos investigados los excitaba más que nada en este mundo, pero ahora todo es diferente para ellos. De nuevo se abren heridas que apenas habían cicatrizado y que los vuelven vulnerables. En esta subtrama nos encontraremos con un psicópata que acosa a nuestro protagonista y contiene algunos spoilers sobre la primera novela de la serie, El ángel rojo.

Acción, tensión y un final de infarto es lo que nos vamos a encontrar en esta novela carente de artificios que te helará la sangre, porque toda la acción acontece en pleno invierno y el frio será un elemento primordial de la trama que acompañará a nuestros protagonistas a lo largo de la investigación, convirtiéndose en un personaje más de la historia al tratar temas tan complejos y gélidos como la criogenización o la hipotermia. Cuanto más avanzamos en la narración, más baja la temperatura, llegando a estar incluso por debajo de los cuarenta grados. Vas a sentir frío mientras lees Atomka.  Desde Francia a Alburquerque, pasando por Ucrania, Kiev o Chernóbil, acompañaremos a sus protagonistas en la búsqueda de la frontera entre la vida y la muerte.

Franck Thilliez utiliza una prosa sencilla y clara, con abundancia de diálogos y predominio de un ritmo ágil gracias a la corta extensión de sus 74 capítulos, lo que posibilita que la lectura fluya sola. Su compleja trama policial, que es un mero pretexto para que el autor haga gala de todos los conocimientos científicos que ha adquirido al documentarse a la hora de escribir esta novela, está correctamente planteada y desarrollada, logrando mantener la intriga en torno a lo que está sucediendo hasta los últimos capítulos, cuando conseguimos encajar todas las piezas de un macabro rompecabezas de forma coherente y sin fisuras. Su intenso ritmo y la trama, en constante movimiento, estarán impulsados por la combinación de las diferentes líneas argumentales, que refuerzan la tensión y la incertidumbre sobre los acontecimientos. Una agónica carrera contrarreloj para dar caza a un individuo que siempre se les adelanta, zancadilleando sus avances en la investigación.

De nuevo Franck Thilliez se nos revela como un maestro en la construcción de personajes, quienes mantienen una continuidad psicológica y están cargados de matices, son sólidos y únicos, con un pasado muy sombrío. Logran brillar con luz propia y son capaces de originar empatía en el lector, incluso de hacerle partícipe de su dolor. Sus dos personajes principales serán los encargados de desentrañar la maraña de las diferentes tramas que parecen no guardar relación ninguna entre ellas. ¿O quizás si? Intentarán componer una imagen de los acontecimientos, al igual que los arqueólogos apartan la tierra pausada y cuidadosamente, esperando dejar al descubierto alguna pista o signo revelador que les permita atar cabos e ir encajando las piezas de un complejo rompecabezas.

En resumen, Atomka es un thriller policíaco escalofriante con mucha acción, que te mantendrá adherido a sus páginas. Gracias a un ritmo muy marcado, que no va a decaer en ningún momento, sus dos protagonistas se ven obligados a enfrentarse, en una sórdida y compleja investigación, a los fantasmas de su pasado y a macabros descubrimientos, a enfrentarse a la muerte. Una novela con bases científicas que cuenta con los ingredientes necesarios para captar la atención del lector, con una serie de giros argumentales potentes que logran mantener el suspense en una vertiginosa carrera que lo dejará sin aliento y le helará la sangre. Un libro que cuenta con un argumento interesante y sorprendente, una historia turbia y llena de horror, donde la intriga se multiplica, y que recomiendo a los aficionados a este género.

Y como siempre digo, esta es la opinión de una simple lectora, no de una crítica literaria.

Su autor:
Franck Thilliez (Annecy, 1973) escritor francés, además de ingeniero en nuevas tecnologías. Su género es el policíaco y de terror, apareciendo en sus novelas personajes de mentes enfermizas y criminales. En ellas, muestra una gran preocupación por los temas sociales. Su primera novela fue El ángel rojo (Train d’enfer pour Ange rouge, 2004),  pero hasta la publicación de La chambre des morts, en 2005, no pudo dedicarse a tiempo completo a la escritura. En 2010 publica El síndrome E, primer volumen de un díptico sobre la violencia, seguido de Gataca en 2011 y Atomka en 2012.


martes, 25 de julio de 2017

Agosto: Mes del Thriller


En el mes temático de agosto que organiza Laky, toca el género del Thriller, novelas a las que últimamente me he aficionado. Me estoy decantando ahora más por el misterio, el suspense y los asesinatos a mansalva que por la Novela Histórica. Y he descubierto autores cuyas lecturas me han dejado, literalmente, sin aliento.

Como cada mes, tendremos que leer y reseñar una o más novelas pertenecientes a dicho género. Por si os animáis,  podéis ver las bases AQUÍ.

Aquí iré poniendo los libros con los que pretendo participar en el evento:

1. 


lunes, 24 de julio de 2017

Esta semana leeré....#30/2017

Buenos días a tod@s!

Comenzamos una nueva semana y aquí me tenéis, tan puntual como un reloj de sol y con la sesera medio derretida debido al calor que estamos soportando por estas tierras del Valle del Guadalquivir. Ya va quedando poco para poner punto final a un mes que se me está eternizando, y a ver qué tal se presenta agosto.

En principio, y si no ocurre ninguna tragedia que trastoque mis planes, estas serán las lecturas que me acompañarán durante estos siete días:
  • "La sustancia del mal", de Luca D´Andrea
  • "Los hijos del fuego", de Pedro Feijoo.

Y esta semana, además, intentaré publicar algunas de las reseñas que tengo pendientes.

¿Qué leéis vosotros?


viernes, 21 de julio de 2017

Los Médici. Una dinastía al poder - Matteo Strukul

FICHA DEL LIBRO
Autor:
Matteo Strukul
Título:
Los Médici. Una dinastía al poder
Editorial:
Ediciones B
Año de edición:
2017
Género:
Novela Histórica
ISBN:
9788466661775
Páginas:
448



Sinopsis:
Florencia, 1429. A la muerte del patriarca Giovanni de Médici, sus hijos Cosimo y Lorenzo se encuentran al frente de un auténtico imperio financiero pero, al mismo tiempo, cercados por enemigos acérrimos como Rinaldo degli Albizzi y Palla Strozzi, exponentes de las más poderosas familias florentinas. 
Valiéndose de su inteligencia y su falta de prejuicios, los dos hermanos conquistan el poder político, hallando el equilibrio entre un implacable sentido de los negocios y el amor por el arte y la cultura. 
Mientras los trabajos para la construcción de la cúpula de Santa María del Fiore se ejecutan con la dirección de Filippo Brunelleschi, los adversarios de siempre continúan tejiendo sus tramas. Entre ellos se halla también una mujer de infinita belleza, pero de peligroso encanto, capaz de atrapar el corazón de un hombre. 
Entre homicidios, traiciones e intrigas de palacio, esta novela narra la saga de la familia más poderosa del Renacimiento, el inicio de su ascenso a la Señoría florentina en una sucesión de intrigas y giros inesperados que tienen como protagonistas a capitanes sin escrúpulos, envenenadoras fatales, sanguinarios mercenarios suizos... y muchos otros personajes que mantendrán al lector pegado a sus páginas.


Fuente: contraportada







Opinión personal:

Que la novela histórica es uno de mis géneros favoritos no es ninguna primicia para los que me leéis habitualmente. Si además su trama guarda relación con el arte, más en concreto con una de las familias de mecenas más importantes del Renacimiento, es un aliciente añadido para decantarme por una lectura. Por eso, cuando vi este título entre las novedades de Ediciones B, no dudé en hacerme con un ejemplar de la primera entrega de una trilogía dedicada a Los Médici, y hoy os traigo mis impresiones sobre una historia correctamente escrita, de fácil lectura, pero que no ha cubierto todas las expectativas que tenía puestas en ella. No digo que sea una mala novela, sino que me esperaba algo más.

Grosso modo, esta novela nos traslada hasta Florencia, a uno de los periodos de mayor esplendor artístico, social y económico, el Renacimiento, y lo hace recorriendo las vicisitudes de la familia florentina de banqueros y mecenas más famosa de la historia. Este primer volumen desbrozará su trama desde 1429 hasta 1453. Para seros sincera, me había hecho una idea preconcebida sobre este libro, quizás influenciada por una serie de televisión italiana que versa sobre esta familia. Dicha serie es un drama político que sigue el ascenso de los Médici y el renacimiento italiano, pero cualquier parecido con esta novela es pura coincidencia, a pesar de que se inician ambas con el mismo acontecimiento y comparten personajes.

Florencia 1429. Mientras el pueblo al completo reza para que el diseño que Brunelleschi ha realizado de la cúpula se ejecute por fin y su catedral, Santa María del Fiore, luzca con todo su esplendor, Giovanni de Medici, banquero y fundador de esta dinastía que contribuyó sin reservas a la financiación y mecenazgo de tan sublime construcción arquitectónica, muere en extrañas circunstancias. Cederá a sus dos hijos, Cosimo y Lorenzo, el liderazgo del legado financiero y la conservación de su posición de privilegio en la sociedad florentina. Giovanni fue un hombre poderoso y, con los años, se granjeó un buen número de enemigos. Las familias más poderosas de Florencia nunca vieron con buenos ojos el ascenso de un joven, de origen modesto, que logró construir todo un imperio financiero de la nada, abriendo también bancos en Roma y Venecia. Los adversarios serán muchos e insidiosos y pertenecen a las antiguas familias de nobles de la ciudad florentina. Los Médici siempre tuvieron unas premisas muy claras: la búsqueda del bien común y el rechazo del prestigio personal y de la ostentación. Nunca fueron hombres de armas, pero disponen de un imperio económico con el que comprar un ejército para poder enfrentarse a estos enemigos, que no se detendrán hasta dominar la república florentina económica y políticamente.

Los Médici, una dinastía al poder es una novela coral, con un gran elenco de personajes, casi todos ellos reales, pertenecientes al estamento social de la nobleza. Que yo sepa, porque no estoy muy puesta en Historia, solamente hay dos personajes ficticios de los que no hablaré para no destripar la trama y son los antagonistas de la novela. Todos ellos están escuetamente perfilados y su autor no ha sabido dotarlos de un trasfondo psicológico que permita al lector poder empatizar con ellos. Destaca, por encima de todos, el de Cosimo, que se convierte en el personaje central, un hombre inteligente y astuto, buen estratega y político bajo el que recaerá la mayor parte de la responsabilidad en el negocio familiar.

La novela se divide en un total de 55 capítulos de corta extensión y está narrada en tercera persona por un narrador omnisciente que va mostrando al lector los diferentes puntos de vista de todos y cada uno de sus personajes. Escrito con un lenguaje claro y conciso, que mezcla expresiones modernas y coloquiales con otras más cortesanas de la época, es de lectura fácil porque los diálogos y la narración se conjugan casi a partes iguales. Su autor ha logrado elaborar una novela con una trama lineal cronológicamente y absoluto rigor histórico, donde convergen las alianzas, las batallas, las luchas intestinas, las traiciones y la venganza, el amor, la corrupción y el sacrificio. Ingredientes indispensables para que una novela histórica atrape al lector desde su primera página. Un punto a su favor ha sido el gran trabajo de documentación realizado por Matteo Strukul,  que veremos reflejado en la elaborada ambientación de los diferentes escenarios donde se desarrollan los acontecimientos, así como en las pormenorizadas y casi visuales descripciones de la indumentaria de la época.

Reconozco que la primera parte de este libro se me eternizó por su sosegado ritmo y lo complicado que era navegar entre tanto personaje, tratando de comprender las conexiones existentes entre todos ellos. Luego la lectura se hizo más fluida gracias a que el autor consigue combinar los acontecimientos puramente históricos con otros ficticios de forma correcta y amena. Lo que no me ha convencido de esta obra ha sido la inclusión de excesivos personajes reales del siglo XV sin un contexto histórico previo. También hay una serie de escenas sexuales, colocadas al azar, que son innecesarias y me han sobrado. Creo que al abarcar un periodo de tiempo tan extenso, de casi veinticinco años, el autor ha optado por incluir todos los acontecimientos políticos y conflictos más relevantes que afectaron a este linaje. Algunos de ellos se me antojan superfluos porque nada aportan al desarrollo de la trama y se podían haber obviado. Y el misterio sobre la repentina muerte del patriarca se desvanece casi desde el principio, al conocer la identidad del personaje que acabó con su vida y los motivos que lo impulsaron a ello.

En resumen, Los Médici, una dinastía al poder es la primera entrega de una trilogía dedicada a uno de los linajes más poderosos e influyentes del Renacimiento, una novela de ficción histórica ambientada en la Florencia del siglo XV. Tras el telón de fondo de las luchas, las intrigas políticas o las alianzas, descubrimos una ciudad que comienza a sentir el amor por el arte gracias al mecenazgo Médici en el proyecto de la cúpula de su catedral. Un libro en el que es fácil perderse, más aún si los conocimientos sobre la historia de esta época son básicos (como es mi caso), dado su gran elenco de personajes y en la que he echado en falta algo más de acción, de intriga. Una lectura entretenida, muy adecuada para esta época del año y que sin duda gustará a los lectores del género histórico más puro.

Y como siempre digo, esta es la opinión de una simple lectora, no de una crítica literaria.

Su autor:
Matteo Strukul es novelista y dramaturgo. Vive entre Padua, Belín y Transilvania. Es licenciado en Derecho y doctor e investigador en Derecho Europeo. Ha publicado varias novelas históricas y thrillers en Italia, Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania. Dirige los festivales literarios Sugarpulp y Chronicae (Festival Internacional de Novela Histórica). Es docente en la Universidad de Roma y escribe en las páginas culturales de Venerdì di Repubblica.




miércoles, 19 de julio de 2017

Efecto dominó - Olivier Norek

FICHA DEL LIBRO
Autor:
Olivier Norek
Título:
Efecto dominó
Editorial:
Grijalbo
Año de edición:
2017
Género:
Thriller
ISBN:
9788425354847
Páginas:
384




Sinopsis:
Por una imprudencia, el joven Nano Mosconi acaba en la temida prisión de Marveil. Aterrado y desesperado pide a su hermana Alex que haga lo imposible por sacarlo de allí. Ella presiona al abogado de la familia, quien le propone un plan sorprendente. Aunque podría funcionar. 
Mientras, en la subdirección de la policía judicial del departamento de Sena-Saint-Denis, más conocida como la SDPJ93, el capitán Victor Coste y su equipo reciben el aviso del secuestro de un chico joven. 
Dos piezas sin relación entre sí han caído y desatarán un efecto dominó de consecuencias imprevisibles.
Fuente: contraportada






Opinión personal:
Cuando vi, a primeros de año, esta novela entre las novedades de la Editorial Grijalbo, me sentí atraída de inmediato por ella y quise comprobar qué la hacía merecedora del Premio de Novela Negra Europea 2016. Galardón que en anteriores ediciones se concedió a autores de la talla de Pierre Lemaitre o Víctor del Árbol. No ha sido hasta ahora cuando he podido hacerme con un ejemplar, y hoy os traigo mis impresiones sobre una novela muy recomendable, de compleja trama, que me ha sorprendido gratamente.

Efecto dominó es la tercera entrega de la serie protagonizada por Víctor Coste, pero la primera que se ha publicado en España. Creo que no es necesario leer las dos novelas anteriores porque yo no he encontrado ningún misterio solapado en el pasado de su protagonista, al menos el autor no lo da a entender.

La novela se encuentra estructurada en cinco grandes partes y un total de 78 capítulos de corta extensión, lo cual aporta dinamismo y frescura a su lectura. Comienza con un breve prólogo que nos muestra a un destrozado Víctor Coste, capitán de la policía francesa, que necesita asistencia psicológica. Ha matado a una persona en legítima defensa y un miembro de su equipo ha fallecido. Estos acontecimientos captarán nuestra atención desde el principio porque nos urge conocer la identidad de la persona fallecida y cuál ha sido la secuencia del  suceso que dio comienzo tres meses antes. A esta ecuación vamos a sumar la combinación de diferentes líneas argumentales sin un vínculo aparente  y obtendremos una trama tensa y llena de suspense, con giros inesperados y sorprendentes.

Nano Mosconi acaba de ingresar en Marveil, el mayor y más degradante Centro Penitenciario de Europa, una prisión con las dimensiones de una ciudad, por un delito de hurto. Él no está hecho para aquel infierno, es incapaz de defenderse y teme por su vida. En Marveil hay presos que son víctimas de represiones violentas, injustas, constantes y autorizadas. Los vigilantes son demasiado permisivos y su única misión es la de intentar volver a sus casas enteros. Consienten que los reclusos se insulten, se peleen, trapicheen o se droguen. El único límite moral es el suicidio y el asesinato. Aquella prisión es una verdadera jungla sin ley. Alex, la hermana de Nano, se va a encargar de sacarlo de allí al precio que sea, para demostrarle así a su padre que puede ser una buena líder de su clan, tan capaz como cualquier hombre.

El capitán Víctor Coste no vuelva a hacer acto de presencia hasta la segunda parte de la trama. Nuestro protagonista se encuentra al frente del Grupo Crimen I de la SDPJ93 (subdirección de la policía judicial, departamento 93). Su equipo es el encargado de investigar el secuestro con extorsión de un chaval de diecinueve años. Los negocios de consultoría informática del padre de la víctima funcionan muy bien y eso les ha colocado una gran diana en la espalda. Se van a enfrentar a unos secuestradores extraordinariamente prudentes y que han sabido montar el golpe inteligentemente, pero el caso tendrá un desenlace totalmente inesperado.

Uno de los puntos destacables de Efecto dominó son sus personajes, tanto los principales como los secundarios, sobre todo el de su protagonista principal, Víctor Coste. Un personaje que el autor nos presenta perfectamente perfilado, que se aleja del estereotipo del típico detective de novela negra y con el que empatizaremos rápidamente. Inteligente, honesto y afable, de impecable valor y moral inquebrantable, que se vincula demasiado con las víctimas y es capaz de darlo todo por los componentes de su equipo, a quienes considera sus verdaderos amigos. Pero después de lo acontecido está cansado y ha perdido la confianza en sí mismo y en el sistema.

Gracias a un narrador omnisciente, con acceso a los diferentes escenarios y puntos de vista de todos sus personajes, su autor nos irá mostrando la secuencia del descabellado plan de un abogado corrupto y sin escrúpulos, que será el desencadenante que pondrá en marcha el mecanismo de la caída encadenada de todas las piezas de esta compleja trama, una tras otra, cual fichas de dominó. Desde su comienzo, la novela cuenta con un ritmo algo lento motivado porque el narrador ha de sumergirnos en el amargo y salvaje día a día del penal de Marveil, pero posteriormente irá in crescendo, precipitándose en una carrera irrefrenable, con un cierre correcto que no dejará ningún cabo suelto, sorprendente y efectista, como no podía ser de otra manera.

Nos encontramos ante una novela oscura, carente de artificios y a la que no sobra ni una sola página. Con un estilo directo, una prosa sencilla, unos diálogos fluidos y una narrativa muy audiovisual, Olivier Norek nos provoca y juega con nosotros al ir revelando, dosificadamente, piezas que encajarán en un puzle que nos mostrará una historia llena de giros argumentales y más compleja de lo que en principio parecía. Un final donde nada es blanco o negro y donde incluso los criminales pueden tener algo de humanidad.

En resumen, Efecto dominó es un thriller carcelario muy bueno y con esencia propia, cuya sólida trama, que tiene una linealidad cronológica de tan sólo doce días, cuenta con los ingredientes necesarios para mantenerte adherida a sus páginas, logrando dosificar la intriga y el suspense de principio a fin, en una carrera a contrarreloj que te dejará sin aliento. Una novela que nos hará descender al mismo infierno, mostrándonos la cruda realidad y la violencia extrema de una prisión ficticia que se asemeja a una jungla hostil y sin ley, a la que no le faltan giros argumentales potentes y en la que se combinan con acierto la venganza, la lealtad y la amistad, la corrupción, la justicia y la injusticia, la conspiración y la violencia en su máximo exponente. Un autor al que seguiré la pista y que recomiendo a todos los lectores del género.

Y como siempre digo, esta es la opinión de una simple lectora, no de una crítica literaria.

Su autor:
Olivier Norek (Toulouse, 1975) se marchó a los diecisiete años de Francia a una misión humanitaria. Tras conocer la Guayana así como los campos de refugiados y el frente de la antigua Yugoslavia, supo que quería ser policía. Durante quince años fue teniente en el departamento judicial de Sena-Saint-Denis, al noreste de París. En 2011 participó en un concurso de relatos y decidió buscar tiempo para escribir su primera novela,Code 93 (2014), recibida calurosamente por la crítica y los lectores. Le siguieron Territoires en 2015 y Efecto dominó en 2016. Esta última se alzó con uno de los grandes premios otorgados en Francia: el de Mejor Novela Negra Europea en el marco del festival Quais du Polar.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...