viernes, 18 de agosto de 2017

Cortejo en la catedral - Kate Douglas Wiggin

FICHA DEL LIBRO
Autora:
Kate Douglas Wiggin
Título:
Cortejo en la catedral
Editorial:
D'Epoca
Año de edición:
2017
Género:
Narrativa
ISBN:
9788494687518
Páginas:
128




Sinopsis:
Katharine «Kitty» Schuyler es una pizpireta joven americana de diecinueve años que desembarca en Inglaterra junto a su anciana tía Celia para recorrer la ruta de las más importantes ciudades catedralicias. Paseando entre vetustos montones de piedras y ciudades repletas de historia, Kitty pronto vislumbra un atractivo añadido al paisaje arquitectónico: el joven Jack Copley, americano como ella, que está realizando el mismo recorrido turístico. En el momento del fortuito encuentro resulta evidente la mutua atracción existente entre los jóvenes, y así da comienzo una particular persecución del amor en la que Jack no solo cortejará a Kitty, sino que tendrá que ganarse la atención de su cegata tía, que no parece advertir su presencia a pesar de encontrárselo por todas partes durante el «asedio» 
Fuente: contraportada





Opinión personal:
Que estoy enamorada de las publicaciones de Editorial dÉpoca es un hecho constatado porque esta empresa asturiana, que mima y cuida al máximo sus ediciones y está especializada en los clásicos de la literatura, tiene un gusto exquisito a la hora de seleccionar sus títulos. Hoy os traigo mis impresiones sobre Cortejo en la catedral, una novela perteneciente a la colección Delicatessen, apelativo que le viene como anillo al dedo porque estamos ante un producto de calidad, una cuidada edición digna de un coleccionista sibarita selecto, pero con un precio asequible para cualquier lector que desee tener esta joya en su biblioteca personal.

Toda la trama de la novela transcurre a finales del siglo XIX en tierras inglesas, pero esto es algo que deducimos por las descripciones de los ambientes y la indumentaria de sus personajes, ya que en ningún momento la autora deja constancia del año exacto. A finales de mayo, la joven Kitty Schuyler y su anciana tía Celia, ambas de origen norteamericano, se encuentran en Winchester comenzando una ruta que las llevará a visitar las ciudades catedralicias inglesas con un itinerario perfectamente planificado y milimetrado, a lo Willy Fog, para evitar sufrir retraso alguno. La tia Celia, una ferviente seguidora de la Alta Iglesia que honra las catedrales inglesas con un temor reverencial y solemne, confía en que este férreo itinerario otorgue a Kitty cierto gusto por el ritual religioso y la atraiga hacia el buen redil. Pero como el destino es el que baraja las cartas, quiso que mientras asistía a la misa de vísperas en el magno templo, nuestra protagonista se fijara en un joven particularmente atractivo, Jack Copley,  que se encontraba pintando el boceto de una reliquia catedralicia.
Ilustraciones de su interior
Como más tarde averiguaremos, este adalid de la hidalguía es también norteamericano y arquitecto de profesión y la atracción será mutua entre ambos, dando comienzo de este modo un cortejo en el que solo se verán el uno al otro con un trasfondo general de arquitectura, perdiendo todo interés por el arte que les rodea. Asistiremos a una serie de acercamientos entre ellos que no llevarán a nada, hasta que finalmente él decide atacar por el flanco más vulnerable. ¿Cómo acabará la historia de este galán y la ingenua y adorable señorita americana? Tendréis que leer la novela, pero os garantizo alguna que otra sonrisa por situaciones que darán pie a ello.


Cortejo en la catedral es una novela que se publicó por primera vez en 1893. Años después fue revisada por la autora, quien decidió añadir alguna que otra bagatela más junto a las preciosas ilustraciones de Charles E. Brock. Tenemos a dos protagonistas principales, Kitty y Jack, que serán los encargados de narrarnos alternativamente y en primera persona, en formato diario, sus propias versiones de los acontecimientos.

Nos encontramos ante una novela muy breve que se divide en capítulos de muy corta extensión, lo que aporta fluidez a su lectura. Tiene una narración cronológica lineal y está escrita con una prosa muy cuidada y sencilla. Así mismo incluye un montón de anotaciones a pie de página que ofrecen información adicional al lector. Con un estilo depurado y sobrio, las descripciones son las precisas, sin abusar ni redundar en exceso en ellas debido a que es un libro de apenas 125 páginas, lo justo para describirnos los distintos escenarios  y conseguir trasladarnos hasta los majestuosos templos catedralicios donde se desarrolla toda la acción.  

En resumen, Cortejo en la catedral es una comedia romántica de fácil lectura, en la que seremos testigos de cómo, paso a paso, esta mutua atracción entre los dos jóvenes se convierte en algo más, mientras siguen un itinerario que los llevará por las catedrales de Inglaterra y diversos alojamientos pintorescos de la zona. Leer esta novela ha sido como viajar en el tiempo y contemplar, in situ, estos magnos templos de la arquitectura catedralicia inglesa. Un libro que recomiendo no solo porque es un clásico de la literatura, sino por su cuidada edición, que la convierte en toda una joya literaria mimada hasta en el más mínimo detalle.

Y como siempre digo, esta es la opinión de una simple lectora, no de una crítica literaria.

Su autora:
Kate Douglas Wiggin (1856-1923). Reconocida novelista y educadora infantil americana. Entre sus obras destacan las novelas para adultos Mother Carey’s Chickens (1911), A Cathedral Courtship (1893) y Penelope's English Experiences (1893)así como el cuento infantil Rebecca of Sunnybrook Farm (1903)Se dedicó a la enseñanza, terreno en el cual fue incluso pionera, ya que fundó la primera guardería gratuita de San Francisco. Más adelante enseñó a adultos a cuidar apropiadamente de los niños. Kate Wiggin se casó dos veces, y los matrimonios realmente marcaron sus dos principales épocas como escritora. La obra de Rebeca la creó durante su segundo matrimonio, junto con otros escritos didácticos sobre la forma de educar a los jóvenes. Tras su muerte se publicó su autobiografía Mi jardín de memorias


miércoles, 16 de agosto de 2017

Las lágrimas de Claire Jones - Berna González Harbour

FICHA DEL LIBRO
Autora:
Berna González Harbour
Título:
Las lágrimas de Claire Jones
Editorial:
Destino
Año de edición:
2017
Género:
Thriller
ISBN:
9788423352418
Páginas:
352



Sinopsis:
La comisaria María Ruiz ha sido desterrada a una de las provincias españolas más tristes para una investigadora criminal. En Soria el último asesinato pendiente ocurrió en 1954, cuando una mujer que presuntamente asesinó a su marido desapareció para siempre. De estar viva, tendría 101 años. 
Desde que la destinaron a Soria, sacándola de la fiebre de Madrid, la comisaria Ruiz viaja todos los fines de semana a Ávila, donde acompaña en su trance entre la vida y la muerte a su compañero Tomás, que está en coma. Su viejo amigo, el comisario Carlos, finalmente ha conseguido convencerla para que se airee y vaya a visitarlo a Santander. Pero lo que tenían que ser un par de días de tranquilidad se convierte en el mejor incentivo para la comisaria Ruiz. El nuevo caso que Carlos tiene entre manos arranca con un coche abandonado en la zona del puerto. En el maletero, una chica muerta, y en el asiento del copiloto, un ejemplar del periódico The Times con fecha del 15 de octubre de 1998 y una noticia recortada. A estas pistas tendrá que enfrentarse una comisaria a quien el caso no le pertenece, pero que ella sí que necesita para no perder la cabeza y volver a sentirse realmente en activo y cercana a la realidad que mejor la define.
Fuente: contraportada




Opinión personal:
Esta vez lo digo con rotundidad: fue la portada de la novela la que hizo que me decantara por su lectura cuando la vi entre las novedades de Ediciones Destino. La belleza frágil de esta etérea chica que parece flotar mientras se encuentra en un estado de ensoñación y que es obra de un artista noruego al que sigo desde hace tiempo por las redes sociales: Henrik Uldalen. Hoy os traigo mis impresiones sobre Las lágrimas de Claire Jones, la tercera entrega de la serie protagonizada por la comisaria María Ruiz, pero que se puede leer de manera independiente. Una novela negra de fácil lectura y que me ha descubierto la existencia de los cuáqueros, una organización británica pacifista que ayudó a los republicanos españoles exiliados que fueron víctimas del franquismo, la cual recibió el Nobel de la Paz en el año 1947.

Mientras se lleva a cabo el requisamiento rutinario de un vehículo inglés, abandonado en la zona del puerto de Santander, es hallado el cadáver putrefacto de una joven en el interior de su maletero. En los asientos delanteros descubren un viejo ejemplar del Times de 1998 con una de sus noticias recortadas. De manera extraoficial, porque carece de autoridad para ello, la comisaria María Ruiz se va a implicar en este caso huyendo del tedio que amenaza la anodina existencia que lleva en el nuevo destino que le han asignado desde hace cinco semanas y que la ha trasladado hasta la ciudad de Soria. Una provincia donde la tasa de criminalidad no es baja, sino que se arrastra a ras de suelo y que tiene sin resolver un único delito: el asesinato de un hombre a manos de su mujer, cometido en la década de los cincuenta,  y cuya autora huyó sin dejar rastro alguno.

Las lágrimas de Claire Jones es una novela negra que se encuentra dividida en dos partes y un total de 60 capítulos de corta extensión, que le otorgan fluidez a su lectura. Con un estilo narrativo muy cuidado y una prosa sencilla y clara donde predominan los diálogos, Berna González consigue crear una historia sórdida y oscura que presenta una estructura perfectamente hilvanada con distintas voces narrativas y conformada por dos hilos argumentales muy próximos en el tiempo, cuya linealidad cronológica va y viene, permitiéndole dar vida a un lienzo en el que se abordan temas tan variopintos como la historia de la comunidad religiosa de los cuáqueros, la violencia de género, el proxenetismo o la corrupción policial.

Los personajes de esta historia apenas están esbozados y carecen de profundidad psicológica, algo lógico porque estamos ante la tercera entrega de una serie protagonizada por la comisaria María Ruiz. Quizás eso me haya impedido empatizar con esta ex psicóloga del cuerpo policial y entender sus desdichas e infortunio, y su manera de proceder en algunas cuestiones relacionadas con su trabajo. Una mujer abatida, solitaria, que tendrá que hacer frente a los fantasmas de su pasado y que de pronto topa con un cadáver que presenta varios hilos de los que tirar en Santander, hilos que la volverán a conectar con su antiguo equipo y a alejarla de la hastiada rutina en su actual destino, y de sus viajes de fin de semana hasta el hospital de Ávila donde Tomás, su compañero en el ámbito laboral y personal, yace inerte en estado comatoso. Sin embargo la autora ha conseguido construir un personaje único y muy especial al que conoceremos solo por referencias de otros, el de Claire Jones, la protagonista absoluta de esta novela. Una joven bonita y rica, de familia inglesa arraigada en Santander, pero a la que nadie echó de menos cuando desapareció. Siempre fueron otros los que le organizaron la vida, pero sus seres querido acabaron abandonándola. Es una pieza de cristal fragmentada, dependiente e insegura, introvertida y temerosa de enfrentarse a la verdad de su pasado, tremendamente ingenua, la presa perfecta para gente sin escrúpulos que no vacilarán a la hora de aprovecharse de ella.

En resumen, Las lágrimas de Claire Jones es un thriller muy negro de fácil lectura y un marcado ritmo, en el que su autora consigue arrastrarnos en un vertiginoso descenso a los infiernos que evidencia las grietas y aristas que dibujan la cara oculta del ser humano. Una historia que atesora entre sus páginas a un personaje principal muy especial, frágil y vulnerable, pero ante todo una joven cruelmente sola y desvalida. Una novela que recomiendo a los amantes del género, porque a pesar de ser la tercera entrega de una serie, Berna consigue, con las pinceladas justas, presentarnos a sus personajes y que no perdamos detalle de sus vidas.

Y como siempre digo, esta es la opinión de una simple lectora, no de una crítica literaria.

Su autora:
Berna González Harbour (Santander, 1965) es una periodista española, subdirectora del diario El País, responsable del área Internacional. Es licenciada en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Formó parte de la sección Internacional de El País entre 1988 y 1990. Tras su paso por los diarios El Sol y El Periódico de Catalunya como corresponsal en Moscú, regresó a El País en 1996. Formó parte del equipo fundador de El País Digital y más tarde se integró en las secciones de Internacional y Domingo. En 2003 fue nombrada redactora jefa de Internacional. En lo literario, González Harbour publicó en 2012 su primer libro, Verano en rojo, una novela negra protagonizada por la comisaria Ruiz.

martes, 15 de agosto de 2017

Promocionando Autores: Montoya Jackson

Hoy es martes y, como viene siendo habitual, toca esta sección tan especial  en la que presento el libro de un autor que ha acudido a este blog para difundir su nueva novela. En este caso le toca el turno a Montoya Jackson, cuyo libro se titula "Últimos días de maternidad".

Montoya Jackson, seudónimo de Óscar Montoya Martínez (Alicante, 1975), licenciado en derecho y  administrativo en una agencia marítima dedicada a la exportación en contenedores. Amante de la literatura, se he prodigado muy poco en este ámbito, a pesar de que ha pasado buena parte de su vida escribiendo. Solo el año pasado se atrevió a presentarse a un concurso de micro relatos, del que quedó finalista, junto a un montón de finalistas (en internet, relato “Código Fuente”; concurso “Hablando con letras”, 2016). Ha publicado también diversos relatos y cartas en la prensa local de Vigo, ciudad en la que reside. En definitiva, un currículo literario tremendo. 


Autor: Montoya Jackson
Título: Últimos días de maternidad
Editorial: Autoeditado
Año de Edición: 2017
ISBN: 9781521251850
Género: Humor
Páginas: 176
Sinopsis:
“Quiero escribir la palabra CARIÑO, pero el texto predictivo recomienda CARROÑA”.
Isabel Almoyna (madre tardía y primeriza, ex votante socialista), es una mujer casada y algo huraña, dotada de un humor descarnado. Una noche, en pleno disfrute de su permiso de maternidad, escucha discutir a sus vecinos. El hombre agrede a su mujer e Isabel llama a la policía (ha leído en Wikipedia el significado del fenómeno psicológico conocido como “efecto espectador” o “difusión de la responsabilidad”). El machista es detenido, pero posteriormente su mujer no presenta denuncia.
Al cabo de unos días, Isabel recibe una llamada. Es de los Servicios Sociales: una trabajadora social desea entrevistarse con ella. Al parecer, ha recibido una serie de denuncias que alertan de un trato negligente, dispensado por Isabel hacia su hija. El protocolo público de protección al menor se pone en marcha.
“Últimos días de maternidad” es el testimonio en primera persona de Isabel: una cuenta atrás donde la situación del país y del mundo se superponen a su situación personal. Todo ello aderezado con cantidades importantes de humor negro, irreverencia y crítica social.

“Si todos los ex votantes de partidos socialdemócratas europeos encendieran un mechero al mismo tiempo, las lucecitas podrían verse desde el espacio”

Compra el libro Aquí

Y aquí os dejo mas información sobre el autor y sus redes sociales:
”twitter””facebook””email”  

¿Qué os parece?


lunes, 14 de agosto de 2017

Esta semana leeré....#33/2017

Buenos días a tod@s.

Aquí estamos de nuevo, con una semana que comienza y que espero se me haga cortísima porque estoy ya muy harta de tanta calor. Esto no se acaba nunca, ¡¡por dió!!!

Últimamente mi ritmo lector se ha ralentizado porque con el trabajo apenas tengo tiempo ni de rascarme. Además, esta semana cambio de centro y no se si podré encontrar huecos para evadirme con un buen libro, por eso voy a centrarme en finalizar una de las lecturas de la pasada semana y a ver si puedo iniciar una de las novelas que tengo pendiente desde hace siglos: "Sin límites", de Jussi Adler- Olsen (la sexta entrega de Departamento Q)



Esta semana, además, intentaré publicar algunas de las reseñas que tengo pendientes y os mostraré la novela de un autor que ha solicitado mi ayuda para difundir su obra.

¿Qué leéis vosotros?


viernes, 11 de agosto de 2017

Nadie te oirá gritar - Angela Marsons

FICHA DEL LIBRO
Autora:
Angela Marsons
Título:
Nadie te oirá gritar
Editorial:
Espasa
Año de edición:
2017
Género:
Thriller
ISBN:
9788467050264
Páginas:
463




Sinopsis:
En la oscuridad de la noche cinco figuras se turnan para cavar una tumba, un hoyo pequeño en el que entierran los restos de una vida inocente. Nadie dice nada, les une un pacto de sangre que no romperán...
Años más tarde, Teresa Wyatt es brutalmente asesinada en la bañera de su casa, y tras ella se suceden más muertes violentas. Todas las víctimas tienen algo en común, y la detective al frente del caso, Kim Stone, pronto se da cuenta de que la clave para detener al asesino que está sembrando el pánico en la ciudad es resolver un crimen del pasado. 
Está claro que alguien esconde un secreto y está dispuesto a todo para que no salga a la luz.

Fuente: contraportada




Opinión personal:
"Cada muerte tiene un secreto, cada secreto, un principio". Esta frase, que aparece en la contraportada en letras mayúsculas, fue la que me hizo decantarme por la lectura de esta novela cuando la vi entre las novedades de la Editorial Espasa. Hoy os traigo mis impresiones sobre Nadie te oirá gritar, la primera entrega de la serie protagonizada por la detective Kim Stone. Un thriller de misterio muy recomendable y que me ha sorprendido gratamente.

Nadie te oirá gritar se inicia con un inquietante prólogo, que sitúa al lector en el año 2004, en el que cinco personas se encuentran sepultando, al abrigo de la noche, un pequeño e inocente cuerpo. Aunque no necesitan decirlo de viva voz, han hecho un pacto de silencio y nunca revelarán lo ocurrido. Este será su secreto. Como podéis ver la novela cuenta con una premisa que engancha desde el principio y ante la cual es imposible resistirse, porque necesitamos conocer la identidad de estas personas, la de la víctima y los motivos que los han llevado a cometer este crimen. De esta manera nos encontramos ante una lectura adictiva gracias a un ritmo que irá in crescendo y a que su autora consigue dosificar el suspense en torno a los acontecimientos.

Inglaterra, en la actualidad. Teresa Wyatt está dándose un relajante baño para rebajar tensiones y poder coger mejor el sueño. Recuerda el pacto que se ha mantenido sólido durante veinte años. Desde aquel día, una sombra de miedo acompañó cada uno de sus movimientos, dictando sus actos e influenciando sus decisiones. Pero el secreto estaba a salvo, o eso era lo que ella pensaba hasta ese mismo instante, cuando alguien accede a su vivienda y acaba con su vida. Kim Stone será la inspectora de policía encargada de llevar la investigación de este crimen y de algunos más que se irán sucediendo. Su  equipo llega a la conclusión de que hay un nexo común entre las víctimas, algo que les vincula con un lugar que quedó en ruinas tras un misterioso incendio hace ya diez años y ciertos crímenes cometidos allí.  Parece obvio que alguien está evitando que el pasado salga a la luz y está dejando un rastro de sangre demasiado evidente.

La novela se encuentra estructurada en un total de 78 capítulos de corta extensión que marcarán el dinamismo a su lectura. Angela Marsons se vale de un narrador omnisciente con acceso a los distintos escenarios y puntos de vista de todos y cada uno de sus personajes, permitiendo el avance de la trama  y contribuyendo a agilizar el ritmo. Para procurar incrementar la tensión narrativa, la autora introduce una serie de capítulos narrados en primera persona  con las descripciones de los asesinatos que una mente enferma cometió hace casi una década, diferenciándose del resto de la narración al estar en cursiva.

Nos vamos a adentrar en una historia sórdida y repleta de intriga, escrita con una prosa sencilla y concisa, con abundantes diálogos y predominio de un diligente ritmo. La trama está perfectamente planificada gracias a que la autora consigue dosificar la intriga en todo momento. Lo más destacable de Nadie te oirá gritar es la construcción de su personaje principal, el de Kim Stone. Se trata de una agente de treinta y cuatro años, de particular carácter, una mujer fuerte y luchadora que no se limita a aceptar las cartas que el destino le ha repartido. Es un personaje tremendamente complejo, cargado de matices, con reputación de persona fría y borde, socialmente inadaptada porque apenas se relaciona con sus compañeros, carente de emociones y con un pasado oscuro que la ha llevado desde pequeña por distintos hogares de acogida. Y, aunque no lo parezca, tiene un corazón que no le cabe en el pecho, su sensibilidad y empatía con las víctimas es lo que le dará fuerza para continuar con una investigación que la está destrozando anímicamente, al reflotar los fantasmas de su pasado y el horrible secreto familiar que se nos irá desvelando a lo largo de la historia, permitiéndonos entender su forma de ser y por qué se ve obligada a tomar ciertas decisiones que nos podrán parecer totalmente improcedentes.

En resumen, Nadie te oirá gritar es un thriller de fácil lectura y con un ritmo muy marcado que te atrapará desde el mismo inicio. Es la primera entrega, en español, de una serie que se compone de un total de siete novelas publicadas. Una trama repleta de muertes que tiene como protagonista principal a una inspectora muy carismática, con un oscuro secreto familiar que la marcó desde la infancia. Una novela que no puedes dejar pasar, ideal para esta época del año, y que recomiendo a los lectores de este género literario.

Y como siempre digo, esta es la opinión de una simple lectora, no de una crítica literaria.

Su autora:
Angela Marsons descubrió el amor por la escritura en la escuela primaria cuando una pieza corta en las rocas y el mar le ganaron el único punto de mérito que jamás ganó. Angela escribió las historias que ardían en su interior y luego los almacenan de forma segura en un drawer. Después de mucha insistencia de su pareja comenzó a participar en los concursos de cuentos con el resultado de una victoria y tres preseleccionados.


Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...